Me inscribí como ...

... Donante Voluntario de Órganos y Tejidos. ¿Cómo tiene que ser mi estilo de vida? - Lic. Fátima Rojas Villanueva - Nutricionista »

Si bien cada día va en aumento el registro de nuevos donantes voluntarios, también aumentan las necesidades de órganos y tejidos a ser trasplantados.

No basta con inscribirse como donante y tener el carnet que lo acredite, hace falta tomar conciencia de que nuestra primera casa es nuestro cuerpo y si nuestro deseo es ayudar a los demás cuando nuestra vida termina, debemos cuidar nuestro estilo de vida a lo largo de nuestra existencia.

La pregunta es… ¿Cómo lo hacemos? La cantidad y el tipo de alimentos que usted come tienen una gran incidencia en su salud. Una dieta bien balanceada puede ayudarle a disminuir el riesgo de contraer varias enfermedades y mantener un peso saludable.

Hay ciertas ocasiones en las que es particularmente importante asegurarse de seguir una dieta saludable, por ejemplo, si desea bajar de peso o si está cuidando lo que come porque está embarazada. Sin embargo, es importante comer una dieta balanceada y equilibrada toda su vida, sin importar qué edad tenga; nunca es un mal momento para hacer cambios, mejorar sus hábitos alimentarios y más aún si su decisión fue inscribirse como donante de órganos.

Los alimentos que usted come contienen diferentes tipos de nutrientes, los cuales son necesarios para muchos procesos vitales en su organismo. Los nutrientes más importantes en su dieta incluyen los siguientes:

  • Carbohidratos: éstos le dan energía.
  • Proteínas: éstas son otra fuente de energía y son esenciales para el crecimiento y la restauración de todos los tejidos en su cuerpo.
  • Grasas: son una fuente muy concentrada de energía y también desempeñan otras funciones, que incluyen ayudar a transportar las vitaminas esenciales por todo su cuerpo.
  • Vitaminas y minerales: hay muchas vitaminas y minerales diferentes, que son todos importantes para mantener su cuerpo sano y en funcionamiento.
  • Fibras: fundamental para mantener su sistema digestivo saludable. Ciertos tipos de fibras pueden ayudar a controlar sus niveles de colesterol en sangre.

CÓMO MEJORAR SU DIETA

Intente comer cinco comidas balanceadas al día con meriendas saludables intercaladas si las necesita.

Generalmente, si quiere mejorar su dieta, existen ciertos alimentos que debe intentar comer más y otros que debe comer menos. Algunos ejemplos se muestran a continuación.

Me inscribí como Donante Voluntario de Órganos y Tejidos. ¿Cómo tiene que ser mi estilo de vida?

Coma más:

  • Frutas y verduras.
  • Alimentos con alto contenido de fibra; como pan integral, legumbres.
  • Productos lácteos de bajo contenido en grasas; como leche descremada, yogur y quesos bajos en grasa.
  • Alimentos con almidón; como arroz integral, pastas.

Evite:

  • Productos de carne procesada como los embutidos; reemplácelos con carne magra (sin piel y desgrasada)
  • Alimentos con alto contenido de sal.
  • Bebidas y alimentos azucarados; como gaseosas, dulces y galletitas.
  • Alimentos con alto contenido de grasa; como crema, mantequilla y tortas.

HACER CAMBIOS

Es importante hacer cambios graduales a sus hábitos alimentarios. No intente hacer cambios drásticos de un día para otro o caer en la trampa de cometer errores comunes al hacer dieta. Los cambios pequeños diarios tendrán un efecto mayor y más duradero.

A todo esto, debemos sumar la actividad física como pilar fundamental dentro del cambio de la conducta alimentaria; las personas físicamente activas disfrutan de una mayor calidad de vida, porque padecen menos limitaciones que normalmente se asocian con las enfermedades crónicas y el envejecimiento; además están beneficiadas por una mayor esperanza de vida. Mejorando nuestro estilo de vida, se reducen los riesgos de enfermedades cardiovasculares y cáncer, las principales causas de mortalidad en la humanidad.

El ejercicio físico aumenta el bienestar psicológico y mejora nuestro estado de ánimo, refuerza la autoestima, genera autoconfianza y aumenta el control en uno mismo.

Es importante promover la práctica de actividad física y deportiva en todas las edades, ya que implica cambios positivos en el bienestar personal, inmediatamente después de haber hecho algún tipo de deporte. Está comprobado que reduce problemas de ansiedad y depresiones.

La actividad física y el deporte son sinónimo de salud, expresa valores de vida, alegría, deseo de progreso, de libertad, y de movimiento, de compartir, de sociabilizar, todos estos aspectos son de enriquecimiento tanto personal como grupal.

Otro aspecto fundamental es el consumo de agua en cantidades suficientes para cada edad, situación particular y clima.

Consejos para mantenerse hidratado

  • Mantenga una botella de agua consigo durante todo el día. Vuelva a cargarla cada vez que se vacíe.
  • Si el agua simple no le gusta, trate de añadirle una rodaja de limón.
  • Si va a estar haciendo ejercicio, asegúrese de tomar agua antes, durante y después de su entrenamiento.
  • Comience y termine su día tomándose un vaso de agua.
  • Cuando sienta hambre tome agua. La sensación de sed con frecuencia se confunde con hambre. El hambre real no pasa con tomar agua.
  • Evite los vicios como tabaco, drogas y alcohol.

Recuerde que llevando a cabo un estilo de vida saludable, nuestros órganos y tejidos podrán ser viables en el caso de que se produzca la donación.

El dato: cada uno de nosotros tiene más probabilidades de ingresar en una lista de espera por un trasplante, que convertirse en donante efectivo luego de la muerte. Solo 80 de cada 1 millón de habitantes por año fallecen por muerte encefálica. El médico es quien evalúa en cada caso que órgano es viable para ser trasplantado. No obstante, es importante inscribirse en el registro de donantes, cuidar nuestra salud y decir SÍ A LA DONACIÓN DE ÓRGANOS.

Seguinos en Facebook

revista