Donación y ...

... trasplante de córnea - Dr. Marco Bordón – Oftalmólogo, Esp. en córnea y superficie ocular »

La córnea es el lente externo transparente en la parte frontal del ojo. Un trasplante de córnea no sería posible sin los miles de generosos donantes y sus familias. Cada año, casi 50.000 personas reciben el don de la visión gracias a los donantes. El tejido para el trasplante de córnea provendrá de una persona (donante) que haya muerto recientemente. La córnea donada se procesa y se analiza en un banco local de ojos para verificar que su uso sea seguro.

Cuándo es necesario un trasplante de córnea

Hay muchas condiciones que pueden afectar la transparencia total de la córnea. Por ejemplo;

  • Un trauma o lesión en la córnea que pueda dejar cicatrices, al igual que infecciones (especialmente la queratitis herpética).
  • Una condición hereditaria llamada distrofia de Fuchs, causa fallas de la córnea.
  • El queratocono hace que la córnea protruya hacia adelante, formando una curva pronunciada.
  • Ocasionalmente, puede haber una falla de la córnea después de una cirugía ocular, como la de cataratas.

Un trasplante es necesario si la visión no se puede corregir satisfactoriamente con anteojos o lentes de contacto, o si una hinchazón dolorosa no se puede aliviar con medicamentos o lentes de contacto especiales.

Opciones de trasplante de córnea

Durante una cirugía tradicional de trasplante de córnea (conocida como queratoplastia penetrante), una porción circular de la córnea enferma es removida. Un área circular es cortada en el centro de la córnea del donante, retirada y suturada en el paciente. En un trasplante de queratoplastia endotelial, sólo el revestimiento anormal interno de la córnea es removido. Un disco delgado de tejido de un donante que contenga una capa sana de células endoteliales es colocado en la superficie posterior de la córnea. Una burbuja de aire empuja la capa de células endoteliales en su lugar hasta que se sana en la posición adecuada.

Donación y trasplante de córnea

Riesgos

El cuerpo puede rechazar el tejido trasplantado. Esto se presenta en aproximadamente 1 de cada 3 pacientes en los primeros 5 años. Algunas veces, el rechazo se puede controlar con gotas oftálmicas con esteroides. Otros riesgos para el trasplante de córnea son: sangrado, cataratas, infección del ojo, glaucoma, pérdida de la visión, cicatrización del ojo, inflamación de la córnea.



Antes del procedimiento

Estas son pautas generales. El cirujano puede dar otras instrucciones.

  • Se debe comentar al médico acerca de cualquier afección que se padezca, entre ellas, alergias. También sobre los medicamentos que se toman, suplementos y hierbas que se hayan comprado sin receta. Posiblemente se necesite reducir los medicamentos que dificulten la coagulación de la sangre durante 10 días antes de la cirugía.
  • Consultar al médico cuál de los otros medicamentos diarios (diuréticos, insulina o pastillas para la diabetes) debe tomar en la mañana de la cirugía.
  • Será necesario no comer desde la noche anterior; se puede tomar agua, jugo de manzana y café o té solo (sin azúcar) hasta 2 horas antes de la cirugía.
  • No beber alcohol 24 horas antes y después de la operación.
  • No aplicar cremas, lociones o maquillaje en la cara ni alrededor de los ojos.

Después del procedimiento y expectativas

  • El paciente podrá ir a casa el mismo día de la cirugía
  • El médico le dará un parche para usarlo durante 1 a 4 días y recetará gotas oftálmicas para ayudar a que el ojo sane, prevenir la infección y el rechazo.
  • Se retirarán los puntos de sutura en una consulta de control. Algunos de estos puntos se pueden dejar hasta por 1 año o puede que no se retiren del todo.
  • La recuperación completa de la vista puede tomar hasta 1 año, debido a que la inflamación se demora en bajar.
  • La mayoría de las personas, luego de un trasplante de córnea exitoso, tendrá una buena visión durante muchos años. Si se tienen otros problemas oculares, aún puede haber pérdida de la visión.
Seguinos en Facebook

revista