Dolor en las ...

... articulaciones luego del ejercicio - Dr. Rodrigo Casaccia - Esp. en Cirugía Ortopédica y Traumatología »

Durante la práctica deportiva exigimos mucho a nuestras articulaciones, las cuales están expuestas a sufrir lesiones sobre todo si no estamos en buenas condiciones físicas, esto es, si no contamos con la musculatura adecuada y con la resistencia física para aguantar el tiempo que dure el encuentro deportivo.

En el ámbito amateur se ve con frecuencia dolores que aparecen entre las 8 y 24 horas terminada la práctica deportiva y que generalmente se acompañan de “hinchazón” o derrame articular.

Si tomamos como ejemplo el fútbol tenemos que con mayor frecuencia son las rodillas y en segundo lugar las caderas las articulaciones más expuestas a sufrir lesiones.

Clínica

Se caracteriza por dolor de inicio insidioso de entre 8 a 24 horas postpráctica deportiva, que aparece sobre todo al realizar un movimiento (ponerse de pie, caminar) y que suele atenuarse cuando la articulación “se calienta” y se acompaña de inflamación o derrame articular. En ocasiones puede acompañarse de dificultad para la flexión o extensión completa de la rodilla. Generalmente disminuye en intensidad a medida que pasan los días, en media duran entre 3 a 5 días.

Algunas patologías que causan dolor en las articulaciones

1) Edema óseo articular traumático: debido a un mal movimiento o traumatismo puntual con dolor agudo en el momento de producirse que a veces obliga abandonar el partido. Diagnosticado en ocasiones como esguince articular, tras descartar otras lesiones intra-articulares de la rodilla.

2) Condropatía articular: se refiere a la lesión del cartílago articular, en ocasiones relacionado a un sobreesfuerzo o sobrecarga.

3) Artrosis de rodilla: probablemente la patología más frecuente, relacionado con el proceso de envejecimiento articular.

Dolor en las articulaciones luego del ejercicio

Opciones de tratamiento

Una vez llegado al diagnóstico de la patología, disponemos de varias opciones terapéuticas.

Se destacan por su mayor eficacia, las infiltraciones que se realizan dentro de la articulación con alguno de los siguientes compuestos:



1) Corticoides (dexametasona; betametasona): De mayor utilidad en la patología aguda, se utiliza sobre todo para controlar la inflamación intra-articular y el dolor. Se puede utilizar también por vía intramuscular con efectos similares.

2) Colágeno MD: Producto de aparición reciente en el mercado local (2 años aproximadamente), se basa en las propiedades regenerativas que posee el colágeno en las lesiones del cartílago, cápsula y ligamentos. Entre sus propiedades tenemos que mejora la constitución histológica de la estructura anatómica a tratar, disminuye el dolor y proporciona soporte mecánico a las estructuras anatómicas tratadas. La cantidad y la frecuencia de las infiltraciones varían según la patología a tratar. También se pueden utilizar en lesiones musculares y tendinopatías.

3) Plasma rico en plaquetas (PRP): Su empleo se basa en las propiedades curativas que poseen las plaquetas sanguíneas y ciertas sustancias segregadas por estas células (factores de crecimiento), que sumado a su costo relativamente bajo, su obtención de la propia sangre del paciente y su prácticamente nula inocuidad, lo hacen una opción terapéutica muy utilizada en los últimos años dentro de la medicina deportiva para patologías intra-articulares.

4) Ácido hialurónico: La inyección intra-articular en la rodilla es conocida también como Viscosuplementación. La finalidad de este tratamiento es conseguir un efecto lubricante, mecánico y bioquímico en la articulación afectada de artrosis o con lesión del cartílago articular, obteniéndose un alivio, al menos parcial, de los síntomas dolorosos y una mejora de la función.

Independientemente de la sustancia utilizada en una/s infiltración/es el resultado suele ser mejor si va acompañado de un programa de fisioterapia y antiinflamatorios vía oral.

Cabe destacar que para cada lesión y para cada paciente que lo sufre, podría estar indicada una u otra opción terapéutica, motivo por el cual es importante consultar con su médico traumatólogo de confianza.

Seguinos en Facebook

revista