¿Cómo sé si mi niño/a

... tiene Dislexia? - Lic. Nathalia Torales – Psicopedagoga »

Uno de los trastornos del aprendizaje quizás más frecuente en la población infantil es la Dislexia; en la etapa escolar, durante el proceso de aprendizaje de la lecto escritura, un 25% de niños/as experimentan dificultades en la lectura. (Lyon, 2002)

Es común escuchar a los padres y maestros decir que el niño no logra recordar el nombre de las letras, que confunden una letra por otra, que omiten letras en palabras, que no terminan las tareas, o no las comprenden, incluso que presentan problemas de atención o dificultades para estar concentrados durante el desarrollo de las clases.

Pero, ¿qué es la Dislexia?

La dislexia por definición es un trastorno que se manifiesta por dificultades para aprender a leer, a pesar de una instrucción convencional, inteligencia adecuada, y oportunidad sociocultural. Depende de dificultades cognitivas que son de origen neurobiológico.

Es importante tener en cuenta que existen varios tipos de dislexias, y se diferencian unas de otras de acuerdo al tipo de habilidad cognitiva (percepción, memoria, razonamiento, compresión, habilidades visuoconstructivas, etc.) que se haya comprometido en el niño/a, como también el grado de la misma, pudiendo ser: leve, moderada o severa.

La dislexia, ¿puede estar acompañada de otros trastornos?

Existen investigaciones que asocian frecuentemente la dislexia con:

  • Dificultades en la escritura y el cálculo.
  • Problemas de conducta.
  • Déficit de atención.
  • Hiperactividad.
  • Baja tolerancia a la frustración, entre otros.

¿Cuáles son las causas de la dislexia?

  • Dificultad para el reconocimiento de letras.
  • Dificultad para distinguir sonidos parecidos: p por b/ t por d.
  • Dificultad en el reconocimiento de letras similares pero que difieren espacialmente: d por b/ p por q/ o números 3 por 5.
  • Distorsiones, rotaciones o inversiones de letras (le por el/ barzo por brazo)
  • Problemas para comprender la lectura.
  • Dificultades para la redacción creativa.
  • Escritura o formulación con construcción incoherente.
  • Dificultades para ordenar en el tiempo distintas acciones (confunde el antes y el después, ayer y hoy).
  • Saltos del reglón.
  • Escriben como hablan.

El niño/a debe lograr una gran cantidad de aprendizajes que constituyen la base sobre la que se podrá conseguir el aprendizaje de la lectura, la escritura y las matemáticas, sin embargo, hay niños y niñas que sufren algún desfasaje evolutivo que, aunque a veces no sea muy significativo, puede indicar la presencia de dificultades tempranas de aprendizaje.

¿Cómo sé si mi niño/a tiene Dislexia?

Si bien la dislexia es un trastorno que persiste durante toda la vida, tiene tratamiento y no reviste gravedad siempre y cuando la detección sea temprana y el tratamiento sistemático, lastimosamente en la mayoría de los casos; la detección no se realiza a tiempo y por ende no se inicia un programa de rehabilitación específico, es ahí donde el problema puede aumentar y complicarse rápidamente. Al no poder cumplir con las exigencias académicas propias de la edad, el niño irá frustrándose progresivamente, y en general, desarrollará problemas emocionales como falta de autoestima, hasta quizás podría llegar a presentar también problemas de conducta; esto sumado a la ansiedad de los padres y las etiquetas y conceptos erróneos que podrían surgir entorno a su desenvolvimiento.

Los niños que presentan dislexia tienen generalmente un coeficiente intelectual por encima de la media, pero les cuesta mucho aprender a leer, debido a esa especial configuración de su cerebro que no les permite discriminar sonidos y asociarlos a sus respectivas representaciones gráficas, por lo que se encuentran en desventaja frente a niños que no tengan dicha dificultad en el aprendizaje de la lectura (y, posteriormente de la escritura).

¿Qué hacer en estos casos?

El colegio es un pilar fundamental para la detección temprana de la dislexia, los docentes y equipo técnico generalmente son quienes realizan la derivación al psicopedagogo externo quien se encarga de realizar la primera consulta para la recolección de datos relevantes, para luego realizar la evaluación diagnóstica, que sirve de base para la realización de un programa específico de rehabilitación, basado en las fortalezas y debilidades particulares de cada niño/a.

Si bien la dislexia en un trastorno que perdura durante toda la vida, y dificulta la adquisición de la lectura, no es un obstáculo insuperable y esto lo demuestra el éxito logrado por varias personas con dicho trastorno como: Albert Einstein, que empezó a leer a los 9 años, Patrick Dempsey, Leonardo da Vinci, Thomas Edison, entre otros tantos más.

"Para mí es muy difícil leer los guiones, por lo que me baso en la memorización de las líneas de mis personajes. He desarrollado la perseverancia como resultado de mi experiencia con la dislexia. Nunca me he dado por vencido" - Patrick Dempsey. Actor.

John Lennon, cantante y compositor reconocido, fue expulsado de la escuela por mala conducta. Sus maestros no sabían que sufría de dislexia.

"Mis maestros decían que yo estaba podrido... mi padre pensaba que yo era estúpido, y yo casi decidido que debía ser un burro”. - Thomas Edison. Empresario y prolífico inventor.

"Tuve que entrenarme para centrar mi atención. Me puse muy visual y aprendí a crear imágenes mentales para comprender lo que leo." - Tom Cruise. Actor

"A raíz de la dislexia la persona adquiere una habilidad natural, un talento. Dislexia no es una complejidad. Es un compuesto de factores simples que pueden ser tratados". - Ronald D. Davis. Autor del libro: El don de la dislexia

Seguinos en Facebook

revista