Diálisis peritoneal: ...

... una opción de tratamiento para la enfermedad renal crónica - Dr. Marcos Martínez - Especialista en Nefrología e Hipertensión Arterial »

Dr. Marcos Martínez ¿Qué es la enfermedad renal crónica?

La enfermedad renal crónica (ERC) o insuficiencia renal crónica (IRC) es la pérdida progresiva e irreversible de las funciones renales por un período mínimo de tres meses. La gravedad se determina midiendo el filtrado glomerular y permite su clasificación en estadios I a V, siendo I el estadio inicial y V el estadio final (más grave) conocido como enfermedad renal crónica terminal (ERCT) por ser incompatible con la vida sin un tratamiento específico, conocido como terapia de sustitución renal (TSR).
A nivel mundial se estima que más del 10% de la población adulta padecerá esta patología en algún momento de su vida y un número significativo de esta población requerirá TSR.

¿Cuál es el tratamiento de la enfermedad renal crónica?

La terapia de sustitución renal (TSR) se clasifica en trasplante renal y diálisis crónica, que se divide en hemodiálisis y diálisis peritoneal; si bien está demostrado que los pacientes en tratamiento de trasplante renal son los que reportan mayor calidad de vida y mejores índices de sobrevida y costo-beneficio para el sistema de salud, la diálisis es el tratamiento mucho más frecuente de esta enfermedad en Paraguay y el mundo.
En nuestro país a finales del 2018 superamos los 1800 pacientes en diálisis crónica (Registro Nacional de diálisis y trasplante), siendo numéricamente la hemodiálisis ampliamente superior a la diálisis peritoneal por una serie de factores, entre los cuales podemos mencionar: la falta de conocimiento de los pacientes como consecuencia de la falta de oferta de los profesionales de salud, y de políticas de salud que impulsen esta modalidad de tratamiento.

¿Qué es la diálisis peritoneal?

Es una modalidad de tratamiento de la ERCT, donde la membrana interna que reviste el abdomen, llamada peritoneo, filtra la sangre del exceso de agua, desechos y sustancias químicas, introduciendo una solución de diálisis en el abdomen, a través de un catéter, realizando recambios.

Características de la diálisis peritoneal

Al margen del trasplante renal, la mayoría de los registros de todo el mundo muestran que la hemodiálisis y la diálisis peritoneal domiciliaria ofrecen resultados de supervivencia muy similares a largo plazo, aunque la DP presenta mejores resultados que la HD durante los primeros años de tratamiento, seguramente relacionados con el mejor mantenimiento de la función renal residual que ofrece la DP. Los pacientes en diálisis peritoneal tienen una mejor supervivencia temprana comparados con quienes son tratados con hemodiálisis, y este es el desenlace clínico más importante para cualquier modalidad de diálisis.
La función renal residual, es la función de los riñones que persiste en los pacientes una vez incluídos en un programa de diálisis, esta función es mejor preservada en diálisis peritoneal a largo plazo.
Es una modalidad de tratamiento ambulatorio, se realiza en la casa o en el trabajo, por lo que el paciente no debe acudir a un servicio de salud para la diálisis, esto implica indirectamente que el paciente puede organizar su tiempo y a la vez tiene más posibilidades de trabajar.
La ERCT es un importante factor de incapacidad laboral, los pacientes en edad laboral en tratamiento de diálisis tienen más posibilidades de trabajar estando en diálisis peritoneal; si bien es cierto que la calidad de vida es valorada con múltiples variables y en varios aspectos, definitivamente la percepción de autonomía y la posibilidad de trabajar y producir es un parámetro muy relevante al momento de hablar de calidad de vida.
La diálisis peritoneal es la modalidad más costo efectiva, tanto para el sistema de salud, lo que implica mayor acceso de pacientes al tratamiento de esta enfermedad con los mismos recursos, así como para el paciente.
Ninguna de las técnicas de diálisis es superior clínicamente a la otra, tampoco son competitivas entre sí, son diferentes opciones de tratamiento para una misma patología y un paciente informado, empoderado, involucrado con su tratamiento en comunicación fluida con su médico y equipo asistencial es un paciente con mejores posibilidades de un tratamiento exitoso.

Seguinos en Facebook

revista