Después de tanto ...

... encierro, ¿Cómo afrontamos estas vacaciones? - Lic. María José Rodríguez – Psicóloga »

Lic. María José Rodríguez – Psicóloga

Hagamos un recuento de todo lo vivido este año. Al inicio de la pandemia, en cuarentena escuchábamos frases como “aprovechá el tiempo libre que estás teniendo, y realizá aquellas cosas que antes no podías por falta de tiempo”, “disfrutá de tu familia”, “tomate un descanso”, “veamos el lado positivo de quedarse en casa” (la mayoría de los niños felices por tomarse unas pequeñas vacaciones), pero… el tiempo pasaba, un mes, dos meses, tres…. Y seguíamos, y lo que al inicio parecía solo un momento, cada día se fue tornando más y más difícil.

Se vino la convivencia 24/7 y aislados, lo que sin duda tuvo un impacto bastante significativo en los miembros de la familia; nos encontramos con padres sobrecargados porque tenían que estar al cuidado en tiempo completo, de la casa, de los niños, cumpliendo con el rol de maestros, trabajos desde casa, y además, angustiados y preocupados por el riesgo de contraer el virus, por la salud de sus familiares, por la estabilidad laboral y económica. Lo que produjo un aumento de estrés, depresiones, ansiedades, dificultades de relacionamiento, maltratos domésticos, separaciones y abusos sexuales.

Por otro lado, no olvidemos a los más pequeños, también expuestos a factores de riesgo ante un ambiente más estresante por toda la tensión vivida en casa, el temor a contraer el virus, el encierro por muchos meses /más de lo que fue en los adultos), el no poder asistir al colegio (lo que afectó en la socialización y la disminución de la actividad física y el aumento de exposición a las pantallas), las separaciones y duelos de seres queridos, entre muchos factores más.

Este año llegó como nadie lo había imaginado, cargado de muchos cambios, desafíos y aprendizajes, y creo que las vacaciones jamás han sido tan ansiadas, tanto para los niños como para los padres.

Los niños merecen vivir unas buenas vacaciones, pero los padres también

Durante las vacaciones, en general, los niños tienen ciertos permisos, como irse a la cama más tarde y despertar también más tarde de lo habitual, tienen más tiempo viendo televisión, más tiempo de ocio entre un montón de cosas más. Después de un año repleto de quehaceres y, sobre todo este año en particular, es normal que ellos demanden este tipo de permisos. No obstante, debemos tener en cuenta los siguientes puntos, como factores que protegen la salud mental de los niños y de los padres:

- Es importante organizar los días que los niños estarán de vacaciones, si bien hay flexibilización en el horario, es importante que estos no vayan a un extremo, como demasiadas horas de sueño o tanto tiempo frente a las pantallas.

Después de tanto encierro, ¿cómo afrontamos estas vacaciones?

- Otro punto importante es regular el uso de las pantallas, en los últimos tiempos se observan a muchos niños desde edades muy tempranas frente a las distintas pantallas por tiempos muy extensos que, como ya lo había mencionado en artículos anteriores, tienen consecuencias negativas en ellos; por ello es importante regular el uso de las mismas. Y, por el contrario, crear más espacios de recreación al aire libre donde también puedan volver a socializar con sus primos, amiguitos (siempre teniendo en cuenta las recomendaciones sanitarias).

- Es recomendable crear una agenda que incluya actividades agradables, no solo para los niños sino también para los padres. Actividades que puedan realizarlo en conjunto y otras por separado, a modo de que los padres también tengan espacios libres de recreación y/o descanso.

Y por último, me parece oportuno enviarles un último mensaje de fin de este año: quizás hubo muchos momentos difíciles y desafiantes, como así también frustraciones en las distintas áreas, sobre todo en la escolar, teniendo que ser ustedes los maestros de sus hijos; pero en definitiva, este no fue el año para que el niño se destaque o sea “el chico 10”, considero que habrá bastante tiempo para recuperar o nivelar el área académica, pero si este año logramos terminar con salud, con nuestra familia unida y muchísimos aprendizajes, eso sí es valioso destacar, por eso quisiera decirles: Papi, mami... ¡Este año LO HICIERON MUY BIEN!

Seguinos en Facebook

revista