Cuidados luego de ...

... la colocación de implantes dentales - Dra. Rocío Distéfano – Odontóloga, Esp. en Implantes y Ortodoncia

Los implantes son elementos metálicos que se ubican quirúrgicamente en los huesos maxilares, debajo de las encías. Una vez colocados en el lugar, el dentista puede colocar sobre ellos las coronas o puentes fijos que reemplazarán a las piezas dentarias perdidas. Es muy infrecuente que tras la colocación de un implante dental aparezcan fuertes dolores en la zona intervenida. Sin embargo, sí es habitual sentir pequeñas molestias o una inflamación localizada. Ambos síntomas son transitorios y pueden mitigarse con la medicación recetada por el odontólogo o cirujano maxilofacial que llevó a cabo la intervención.

Cuidados luego de a colocación de implantes dentales - Dra. Rocío Distéfano – Odontóloga, Esp. en Implantes y Ortodoncia

El implante se fusiona con el hueso mandibular, proporcionando un soporte estable para los dientes artificiales. Las prótesis y los puentes colocados sobre los implantes no se deslizan ni se corren en la boca, lo cual es una ventaja especialmente importante para la masticación y el habla. Otra ventaja de los implantes es que no es necesario desgastar los dientes adyacentes para que sostengan a los dientes de reemplazo.

Cuidados luego de la colocación de implantes
  • Dieta: esperar al menos 2 horas después de la cirugía para empezar a beber o comer algo. Una vez cumplido ese plazo, siga una dieta blanda y fría durante el resto del día, evitando masticar sobre la zona intervenida. Beber bastante líquido, las bebidas frías están recomendadas, pero no tome alcohol.
  • No se enjuague la boca ni escupa: esto puede destruir el coágulo o hacer caer los puntos de sutura y producir más sangrado. A partir del día siguiente, enjuáguese suavemente con un colutorio prescrito por el doctor.
  • Cepillado de los dientes: el mismo día de la cirugía evite el cepillado. A partir del día siguiente puede empezar a cepillar los dientes suavemente. Es importante que no cepille la zona de la boca que ha sido intervenida.
  • Sangrado: la cirugía provoca un sangrado que puede mantenerse durante las 24-48 horas posteriores. Para controlarlo, coloque una gasa sobre la zona sangrante, muérdala para mantenerla en su sitio y cámbiela cuando sea necesario. Si el sangrado no disminuye, es importante evitar toda actividad física y que descanse. No se tumbe para dormir, la primera noche es recomendable que mantenga la cabeza lo más elevada posible. Si transcurridas 48 horas el sangrado no cesa, contacte con el cirujano que llevó a cabo la intervención para detallarle su situación.
  • Inflamación: es habitual que se mantenga durante 48-72 horas después de la intervención. Para aliviarla, aplicar una compresa fría con una ligera presión en la zona afectada. Aunque también es posible aplicar hielo, su uso prolongado puede causar quemaduras en la piel, si se elige esta opción, es preferible aplicarlo en intervalos de 10 minutos para posteriormente descansar durante el mismo período de tiempo. Si pasados tres días la inflamación no disminuye, contacte con el profesional que realizó la intervención para detallarle su situación.
  • Ejercicio físico: el mismo día de la cirugía es importante que descanse lo máximo posible. Si practica algún deporte de manera regular, se recomienda suspender la actividad durante una semana.
  • Medicación: tras la intervención, el implantólogo prescribe determinada medicación analgésica, antiinflamatoria y antibiótica tanto para combatir el dolor y la inflamación como para prevenir la infección. Siga las instrucciones del doctor y no interrumpa el tratamiento antes de tiempo sin una causa justificada. Si advierte alguna reacción desfavorable al tomar la medicación, deje de tomarla inmediatamente y contacte con el cirujano.
  • Higiene: el uso del cepillo de dientes debe complementarse con la seda o los cepillos interdentales. Es decir, una vez que cepillemos las coronas, de la misma manera que lo hacemos con nuestras piezas dentales originales, debemos ocuparnos de los espacios interproximales. Es recomendable complementar la higiene diaria con el uso de un irrigador bucal tras el cepillado.
  • Revisiones periódicas: aunque sienta que la cirugía ha sido un éxito y el postoperatorio haya transcurrido con normalidad, es fundamental cumplir con el calendario de revisiones establecido por el implantólogo. Aunque las mejores indicaciones sobre la periodicidad con la que acudir a consulta son las ofrecidas por el cirujano que realizó la intervención, por lo general podemos decir que un paciente con implantes dentales debe acudir a revisión cada 6 meses.
Seguinos en Facebook

revista