Conociendo más ...

... sobre la poliomielitis - Dr. Edgar Ortega – Esp. en Medicina Interna e Infectología Clínica »

Qué es la poliomielitis

La poliomielitis es una enfermedad muy contagiosa causada por un virus que invade el sistema nervioso y puede causar parálisis en cuestión de horas. El virus se transmite de persona a persona, principalmente por vía fecal-oral o, con menos frecuencia, a través de un vehículo común, como el agua o los alimentos contaminados, y se multiplica en el intestino.

Los síntomas iniciales son fiebre, cansancio, cefalea, vómitos, rigidez del cuello y dolores en los miembros. Una de cada 200 infecciones produce una parálisis irreversible (generalmente de las piernas), y un 5-10% de estos casos fallecen por parálisis de los músculos respiratorios.

Grupos con mayor riesgo y prevención

La poliomielitis afecta sobre todo a los menores de cinco años y no tiene cura, pero es prevenible. Cuando se administra varias veces, la vacuna antipoliomielítica puede conferir una protección de por vida.

Poliomielitis no paralítica

Algunas personas que presentan síntomas por el virus de la poliomielitis contraen un tipo que no provoca parálisis (poliomielitis abortiva). Esto generalmente provoca los signos y síntomas leves, parecidos a los de la influenza, típicos de otras enfermedades virales. Los signos y síntomas, que pueden durar hasta 10 días, comprenden los siguientes:

  • Fiebre, dolor de garganta, dolor de cabeza, vómitos, fatiga.
  • Dolor o rigidez en la espalda, dolor o rigidez en el cuello.
  • Dolor o rigidez en los brazos o en las piernas.
  • Debilidad o sensibilidad muscular.
Conociendo más sobre la poliomielitis Poliomielitis paralítica

Esta forma más grave de la enfermedad es poco frecuente. Los signos y síntomas iniciales de la poliomielitis paralítica, como la fiebre y el dolor de cabeza, a menudo son similares a los de la poliomielitis no paralítica. Sin embargo, aproximadamente en una semana, aparecen otros signos y síntomas, entre ellos, los siguientes:



  • Pérdida de los reflejos, dolores musculares intensos o debilidad.
  • Extremidades flojas y poco rígidas (parálisis flácida).
Síndrome pospoliomielítico

El síndrome pospoliomielítico es un grupo de signos y síntomas incapacitantes que afecta a algunas personas varios años después de haber tenido poliomielitis. Los siguientes son signos y síntomas frecuentes:

  • Debilidad o dolor progresivos en músculos y articulaciones.
  • Fatiga, deterioro muscular (atrofia), dificultad para respirar o tragar.
  • Trastornos respiratorios relacionados con el sueño, como apnea del sueño.
  • Disminución de la tolerancia a las bajas temperaturas.
Seguinos en Facebook

revista