Conociendo la enfermadad

... celíaca - Dra. Gloria Arza – Pediatra, Vpdte. de FUPACEL »

El celíaco es el individuo que no puede consumir alimentos que contengan: trigo, avena, cebada, centeno y sus derivados en una dieta de por vida para evitar complicaciones irreparables. No debe sentirse diferente, sólo realiza una dieta especial y saludable.

La enfermedad celíaca es la más frecuente enfermedad inflamatoria crónica intestinal, estimándose que más de 1 de cada 100 recién nacidos vivos van a padecerla a lo largo de su vida. Debido al desconocimiento de la gran variedad de signos y síntomas con que puede presentarse clínicamente, su diagnóstico está infravalorado. El establecimiento de una dieta estricta sin gluten conduce a la desaparición de los síntomas, así como a la normalización de los marcadores serológicos y de la mucosa intestinal.

Sintomatología de la enfermedad celíaca

Los síntomas más frecuentes son: pérdida de peso, pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento, alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía, introversión, tristeza), dolores abdominales, meteorismo, anemia por déficit de hierro resistentes a tratamiento. Sin embargo, tanto en el niño como en el adulto, los síntomas pueden ser atípicos o estar ausentes, dificultando el diagnóstico.

Cuándo consultar a un especialista

Hay que consultar a un médico clínico, gastroenterólogo o pediatra si se dan algunos de estos síntomas o antecedentes:

  • Ser familiar directo de una persona celíaca.
  • Tener diabetes tipo 1.
  • Tener autoinmunidad tiroidea (hipotiroidismo, hipertiroidismo, tiroiditis de Hashimoto).
  • Padecer anemias que no responden al tratamiento.
  • Sufrir diarrea crónica, vómitos o constipación.
  • Tener trastornos óseos.
  • Presentar excesiva resequedad en la piel, caída del cabello o alteración del esmalte dental.
  • Ser fácilmente irritable.
  • Sufrir abortos espontáneos, sin explicación médica lógica.
  • Vivir con distensión abdominal (dolor e hinchazón) o intestino irritable.

Enfermedades asociadas

Conociendo la enfermadad celíaca

Suelen preceder a la Enfermedad Celíaca, aunque también pueden manifestarse simultáneamente e incluso después de ella. Los pacientes que las padecen son considerados grupos de riesgo ya que su asociación se produce con una frecuencia superior a la esperada: dermatitis herpetiforme, diabetes mellitus tipo I, déficit selectivo de inmunoglobulina A, Síndrome de Down, enfermedad hepática, enfermedades de tiroides, intolerancia a la lactosa.

Complicaciones

Aunque normalmente son trastornos evolutivos de la enfermedad ante la falta de diagnóstico precoz, o en pacientes con escasa adherencia a la dieta sin gluten, a veces es la forma de presentarse en personas de más de 50 años:

  • Linfoma no-Hodgkin: el riesgo de desarrollar esta complicación es 2 veces superior a la población general, igualándose a esta después de llevar a cabo una dieta libre de gluten durante 5 años.
  • Carcinomas: son de células escamosas a nivel orofaringeo y esofágico, o adenocarcinoma en intestino delgado o recto.
Seguinos en Facebook

revista