Cómo vivir con lupus

... Dr. Ernesto Paredes – Reumatólogo »

Lidiar con una enfermedad prolongada como es el lupus puede tener un gran impacto emocional, lo importante es que continúe trabajando regularmente con su equipo de profesionales de la salud, aún cuando su lupus esté controlado y todo vaya bien.

El lupus es una enfermedad inflamatoria crónica autoinmune que se caracteriza por las manifestaciones clínicas que afectan fundamentalmente a la piel, las articulaciones, el sistema nervioso y a los riñones.

CAUSAS La causa es desconocida, pero se ha visto que hay factores implicados genéticos y ambientales. Se considera que para que se produzca la enfermedad tiene que existir una base genética sobre la que influyen unos factores ambientales: infecciones, antibióticos (sobre todo del grupo de sulfonamidas y penicilinas), luz ultravioleta, ciertas drogas, hormonas. Solamente en un 10% de las casos se ha visto antecedentes familiares de la enfermedad.

TIPOS DE LUPUS

  • Lupus discoide o cutáneo: se identifica por una erupción que puede aparecer en la cara, cuello y cuero cabelludo y no suelen afectarse los órganos internos.
  • Lupus sistémico:puede afectar cualquier parte del cuerpo, con períodos de remisión y períodos de actividad, con afectación de unos órganos en unas personas y otros en otras; es muy variable.
  • Lupus inducido por medicamentos: se da como consecuencia del uso de determinados medicamentos. El lupus medicamentoso representa sólo el 4%. En el lupus eritematoso inducido por medicamentos se pueden presentar características de artritis, síntomas sistémicos y síntomas cardíacos y pulmonares.

SEÑALES Y SÍNTOMAS DEL LUPUS

Algunas personas tienen solamente algunos síntomas, otras pueden tener más.

Cómo vivir con lupus

Algunas señales comunes del lupus son: erupciones de color rojizo o cambio de color en la cara, a menudo en forma de mariposa sobre la nariz y las mejillas o cachetes, dolor o inflamación en las articulaciones, fiebre inexplicable, dolor de pecho al respirar profundamente, inflamación de glándulas, fatiga extrema, pérdida inusual del cabello, los dedos de las manos o de los pies se vuelven pálidos o morados, sensibilidad al sol, conteo bajo de las células de la sangre, depresión, dificultad para pensar o problemas con la memoria. Otras señales son úlceras o aftas en la boca, convulsiones inexplicables, abortos involuntarios repetidos y problemas inexplicados con los riñones.

LUPUS Y EMBARAZO

Hace unos años se contraindicaba el embarazo en las mujeres que padecían la enfermedad. Sin embargo, en los últimos años el tratamiento ha mejorado y los riesgos son menores. Es importante involucrar al equipo de atención médica durante el embarazo.

Hay aspectos que debe tener en cuenta la paciente: el embarazo se considera de alto riesgo; sin embargo la mayoría de estas mujeres tienen embarazos sin complicaciones; las mujeres embarazadas con lupus deben visitar al médico a menudo; un brote de lupus puede ocurrir en cualquier momento durante el embarazo; es importante la planificación antes del embarazo y la asesoría durante el mismo.

CALIDAD DE VIDA DEL PACIENTE

Al tratarse de una enfermedad crónica, los pacientes tendrán que mantener una disciplina respecto a los controles médicos, las visitas al reumatólogo y sus recomendaciones. Además, los tratamientos serán de larga duración por lo que también afectarán sus vidas y deberán ser constantes. Por otro lado, los tratamientos pueden afectar a la imagen corporal y esto puede causar un gran impacto en ellos y aumentar el de la enfermedad. Aún con todo, en la actualidad, la mayoría de los enfermos son capaces de llevar su vida de forma normal.

Seguinos en Facebook

revista