¿Cómo se relaciona ...

... el síndrome del intestino permeable con las enfermedades? - Dr. Pablo Peña – Esp. en Medicina Ortomolecular – Medicina Integrativa. Tel.: 602-050 »

El intestino

Es un tubo que inicia en la boca y termina en el ano, con una longitud aproximada de 8 a 10 metros en un adulto; en su interior se encuentra recubierto de una capa simple de células, denominado endotelio, y una de sus funciones es formar una barrera de protección contra sustancias químicas, toxinas y microorganismos, controlando el paso de moléculas del ambiente a nuestro cuerpo.

Las investigaciones

El Dr. Alejandro Junger en su libro “Intestino sano, vida sana”, compara la pared intestinal con un muro de ladrillos unidos herméticamente, impidiendo el paso de cuerpos extraños como alimentos sin digerir y microorganismos, pero a la vez dejando pasar todo lo que el cuerpo necesita para vivir. Si falta una célula o la unión de cada ladrillo se relaja, las toxinas, las sustancias químicas y los microorganismos podrían entrar, este cuadro es denominado Síndrome del Intestino Permeable o Leaky Gut Sindrome. Los últimos estudios demuestran que esto podría ser el comienzo de numerosas enfermedades, ya que ingresan sustancias extrañas a nuestro sistema inmune, ocasionando una reacción inmunológica y por ende la inflamación en nuestro cuerpo; y un cuerpo inflamado, es un cuerpo enfermo.

¿Cómo se relaciona el síndrome del intestino permeable con las enfermedades?

Uno de los principales investigadores, el Dr. Alessio Fasano, Director del Centro de Investigación en Enfermedad Celíaca y del Centro de Investigación de Biología de las Mucosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Marylan, encontró en sus investigaciones la relación del síndrome del intestino permeable con enfermedades autoinmunes, como la enfermedad celíaca, diabetes tipo I, artritis reumatoide e incluso esclerosis múltiple. Él y su equipo descubrieron la existencia de proteínas denominadas zonulinas, de suma importancia para mantener la barrera intestinal en equilibrio. Han encontrado que en muchas enfermedades autoinmunes se produce demasiada zonulina en momentos equivocados y, por tanto, las consecuencias surgen de una pérdida de la barrera intestinal, permitiendo que moléculas (por ejemplo el gluten) entren al intestino y causen problemas, si es que se presenta predisposición genética. Es importante resaltar que todos producimos zonulina, para funciones muy específicas, por ejemplo, abrir las uniones entre las células, solo por un período de tiempo muy corto y bajo condiciones controladas, pero existen casos en que ellas se desequilibran por factores genéticos y ambientales.

Recomendaciones para el cuidado del intestino

  • Cuidar la alimentación y la microbiota intestinal, evitar el consumo diario de alimentos procesados con conservantes químicos o tratados con agroquímicos, excesos de carbohidratos como harinas, azúcar y leche que contienen almidón, sacarosa y lactosa que desequilibran la microbiota intestinal (sobrealimentándola), exceso quiere decir todos los días 3 a 4 veces al día; equilibrio 1 vez al día, 4 veces por semana.
  • Manejar el estrés, que ocasiona la secreción de sustancias inflamatorias que desequilibran el sistema inmune, debilitando el cuerpo y la barrera
  • Cuidar el agua que se consume, no debe contener cloro. El agua de grifo se debe filtrar y evitar el uso de plásticos como botellas o bidones, que contaminan el agua con el compuesto químico BPA o Bisphenol A, que daña el intestino; utilizar utensilios de vidrio o cerámica.
  • Racionalizar el uso de medicamentos; el excesivo uso de analgésicos o antibióticos podría ocasionar desequilibrios en el intestino, así como el uso de anticonceptivos orales, en parches o inyectables, debido al desequilibrio hormonal e inmunológico que ocasionan.
  • Con el descubrimiento de este nuevo síndrome, el paradigma del porqué desarrollamos algunas enfermedades, sobre todo las autoinmunes, está cambiando. No sólo influye la genética y el ambiente (agente disparador), sino un tercer factor que es la pérdida de la barrera intestinal o el síndrome del intestino permeable, y al parecer podría ser el factor inicial de las mismas; si el mismo es tratado podría ayudar a un mejor tratamiento e incluso evitar muchas enfermedades, pero para eso, se lo debe conocer y en el país actualmente pocos profesionales de la salud están capacitados para tratarlo; he ahí la relevancia de darlo a conocer y crear conciencia en profesionales y pacientes de la importancia del cuidado de nuestra barrera intestinal.
Seguinos en Facebook

revista