Cómo recuperarse de ...

... los atracones de fin de año - Dr. Jorge Vacante – Médico de familia, Nutricionista »

La salud de un individuo depende en gran medida de la capacidad de su organismo para eliminar los residuos tóxicos, tanto de origen interno como externo.

La salud es fundamentalmente una cuestión de armonía. Si todo funciona normalmente y comemos de una manera sana, el equilibrio de las entradas y salidas de alimento y desecho, permitirán un buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

Normalmente, luego de un atracón excesivo, los órganos y sistemas que resulten más afectados serán los excretores, es decir, los que se ocupan de liberar cotidianamente las toxinas de nuestro cuerpo: riñones, intestino, hígado, pulmones y piel.

También se verá afectado el sistema digestivo, el sistema circulatorio y el sistema linfático.

AYUNO

Siempre debería hacerse bajo supervisión médica. Cuando hacemos ayuno, los tóxicos escondidos en sus depósitos, pasan a la circulación y se eliminan.

Al mismo tiempo, los órganos expulsores recobran su eficacia; como resultado de todo, el cuerpo se desintoxica, adelgaza y recobra toda su vitalidad.

Se puede realizar un ayuno total corto, sólo un día, o ingerir nada más que fruta una vez por semana.

NO deben ayunar las personas con problemas de salud graves, la que tienen poca energía vital o muy poco peso, las embarazadas, las madres lactantes y las personas muy mayores.

DESINTOXICAR EL INTESTINO

La higiene del colón ha sido algo que la humanidad ha practicado siempre. De esta forma se pueden eliminar todos los residuos que se han adherido a las paredes del intestino, facilitando así la absorción de los nutrientes:

Cómo recuperarse de los atracones de fin de año

Enema de manzanilla: Es una limpieza suave del intestino. Está indicado en aquellas personas que se inician en este método.

En un recipiente de acero inoxidable, preparar una infusión de manzanilla en 1.500 cc de agua, hasta que el contenido de las bolsitas se mezcle.

Se recomienda incluir en la dieta durante unos días: piña natural, mamón o manzana para reforzar la acción limpiadora del enema, y para repoblar la flora intestinal, es aconsejable la ingestión de yogures con bífidus y acidófilus.

DESINTOXICAR EL HÍGADO

Los alimentos que facilitan la limpieza de este órgano:

  • Alcaucil.
  • Limón.
  • Tomate.
  • Cebolla cruda o cocida.
  • Ajo.
  • Rábano.
  • Ensaladas con limón.
  • Jugos vegetales.
  • Frutas jugosas, no dulces.
  • Infusiones de boldo, menta y cola de caballo.

DESINTOXICAR LOS RIÑONES

Para ello, introducir en la dieta: ajo, berro, apio, cebolla, ensaladas, espárragos, limón, pepinos, naranjas, peras, sandía y uvas.

Beber líquidos favorece la eliminación de tóxicos a través de la orina.

DEPURACIÓN DE LA SANGRE

Una acción importante para nutrir nuestra sangre y potenciar la limpieza, es la respiración.

Si dedicamos varios minutos diarios a la respiración completa, de manera consciente y serena, incrementamos nuestra salud, además de relajar nuestro cuerpo.

Los alimentos con capacidad desintoxicante, estimulan la función eliminadora de los grandes órganos (riñon, intestinos, pulmones y piel), así como del hígado. Se trata fundamentalmente de los alimentos vegetales: frutas, verduras, hortalizas y raíces.

Son alimentos que, en general, no generan residuos tóxicos; al contrario, por su acción diurética facilitan la eliminación de los desechos e impurezas de la sangre. Además, la mayor parte de las frutas son laxantes, por su alto contenido en fibra suavizan la mucosa intestinal y facilitan la evacuación al fluidificar y alcalinizar la sangre.

Debemos incluir los cereales integrales, que además de las vitaminas del grupo B, aportan pectinas y otras fibras alimenticias, por lo que reducen el nivel de colesterol.

Seguinos en Facebook

revista