¡Cómo motivarse ...

... para cambiar de hábitos! - Dr. José Pereira Vigo - Esp. en Nutrición Deportiva, Entrenamientos y Rehabilitación - Consultorio: (0972) 665-238»

HÁBITOS

Los hábitos son patrones de conductas que repetimos una y otra vez en el tiempo cuando aparece un estímulo, interno o externo, que lo activa y haciendo que se repita la misma conducta aprendida de forma inconsciente, ya que están tan arraigados a nuestra forma de ser, que no nos damos cuenta que están interfiriendo de forma pequeña, mediana o en gran medida, con nuestras metas en salud y calidad de vida.

MOTIVACIÓN

Es el ímpetu que da propósito o dirección a la conducta humana y opera tanto a nivel consciente (racional) como inconsciente (emocional), es la voluntad de la persona de ejercer esfuerzo físico o mental en la búsqueda de una meta o un resultado. Es impulsar el desplazamiento de una creencia, emoción, actitud o conducta hacia otro distinto. La motivación es emocional y racional y tiene una estrecha vinculación con las creencias, los valores, los prejuicios, las percepciones y la autoestima.

MOTIVACIÓN INTRÍNSECA Y EXTRÍNSECA

En la motivación interactúan los impulsos, el instinto, la necesidad, el deseo y los motivos que llevan a tomar decisiones, luego a la acción y a persistir en esa acción. Existe una combinación genética, estructural, funcional y psicológica.

La motivación intrínseca es la que nos impulsa a hacer cosas por el simple gusto de hacerlas. La propia ejecución de una tarea es la recompensa. A diferencia de la motivación extrínseca, basada en recibir recompensas o castigos y/o presiones externas para realizar una acción. La motivación intrínseca nace en el propio individuo.

MOTIVACIÓN CON EL SISTEMA NCI

El proceso NCI se logra mediante el aprendizaje de competencias, es decir, de las capacidades necesarias y con diferentes conocimientos, habilidades, pensamientos, carácter y valores, de manera integral. Con respecto a la motivación, este sistema busca de manera intencionada influir sobre la motivación intrínseca de la persona, a través del locus de control interno (todo lo que hago/tengo es consecuencia de mis actos), mentalidad de crecimiento (puedo desarrollar cualquiera de mis capacidades), autoeficacia (sé que puedo superar efectivamente este reto) y la resiliencia (perseverará hasta conseguirlo sin importar los problemas). Además de estimular la motivación extrínseca más adaptada a la persona, es decir, la recompensa adecuada para cada persona según su individualidad, crecimiento y momento de aplicación.

¡Cómo motivarse para cambiar de hábitos!

APLICACIÓN A LA NUTRICIÓN

La alimentación y, posterior a ella, la nutrición que podamos recibir de esos alimentos consumidos en el tiempo, sin duda influyen en nuestro peso, salud, calidad de vida y rendimiento físico deportivo. Múltiples estudios han demostrado que están involucrados el centro de la recompensa del cerebro (cerebro límbico, que se ve activado con todos aquellos actos que nos den placer), los circuitos o redes neuronales que fueron creándose con el tiempo y que recibieron influencia ambiental más la genética; juntos crean y potencian los hábitos alimentarios y nutricionales de cada individuo. Desarrollar la motivación (intrínseca y extrínseca) es la piedra angular para cambiar hábitos que interfieren o perjudican nuestro peso corporal, estado de salud, calidad de vida y rendimiento físico deportivo.

Seguinos en Facebook

revista