Cómo identificar ...

... la bulimia nerviosa - Lic. Betharram Scarone - Nutricionista, Especialista en Nutrición Deportiva »

Lic. Betharram Scarone - Nutricionista, Especialista en Nutrición Deportiva

Desde un punto de vista nutricional, la bulimia nerviosa es una conducta alimentaria que se aleja de la forma normal de alimentarse y de las pautas de una alimentación saludable.

Por su parte, desde un punto de vista psicológico, es una necesidad que el individuo tiene de alimentarse de una forma excesiva y compulsiva porque ello le produce un efecto de satisfacción importante, seguido de conductas de compensación del «atracón», al tener una imagen distorsionada de su propio cuerpo.

Es un trastorno que afecta principalmente a mujeres jóvenes, generalmente, durante o después de la adolescencia.

Se caracteriza por episodios repetidos de comidas excesivas («atracones»), seguido de conductas compensadoras anormales, como vómitos autoprovocados o el consumo de fármacos para perder peso, como laxantes y diuréticos.

El peso de pacientes con bulimia nerviosa, como consecuencia de este comportamiento, suele estar dentro de los límites normales o los supera ligeramente.

Causas

No existe una causa única que produzca la enfermedad; podemos encontrar factores de personalidad que predisponen a su aparición, factores sociales o culturales e, incluso, factores genéticos no bien conocidos.

Así, en aquellos individuos que presentan bulimia nerviosa, suele existir antecedente de obesidad en la niñez, así como también antencedente de padres obesos.

Otras alteraciones Cómo identificar la bulimia nerviosa

Es posible que exista una alteración de la personalidad, con hipersensibilidad ante los fracasos de cualquier tipo, que conduciría a estados de ansiedad y depresión, los cuales serían frenados por el «atracón».

Diagnóstico

El diagnóstico de la bulimia nerviosa se hace en base a criterios de consenso médico, como los establecidos por la Asociación Americana de Psiquiatría o la Organización Mundial de la Salud.

La clave para el diagnóstico de bulimia nerviosa, según estos criterios, son los grandes deseos de comer («atracones») repetidos, el intenso miedo a engordar, el uso de técnicas de compensación para no ganar peso (vómitos, fármacos), y la percepción distorsionada de la imagen corporal.

Tratamiento

El tratamiento nutricional se enfoca en la modificación del patrón de alimentación que tienen estos individuos. El primer punto para lograrlo, consiste en realizar una valoración nutricional del individuo por medio de una encuesta alimentaria.

De esta forma, podremos evaluar: la carencia de algún tipo de alimento, si siguen un horario adecuado de comidas, si comen con el resto de la familia; además, podremos conocer las circunstancias en las que tienen lugar los atracones, así como también los métodos de compensación que utilizan o los alimentos que consideran «peligrosos».

Seguinos en Facebook

revista