Cómo comer para...

... prevenir el cáncer. »

Cómo comer para prevenir el cáncer

La prevención del cáncer es ahora, uno de los objetivos médicos esenciales y para cuyo éxito, resulta fundamental la educación en la salud.

Una dieta cargada de grasas saturadas, carente de frutas y verduras, podría influir hasta en un 35% en la aparición del cáncer.

El "factor nutrición" también es importante para prevenir el cáncer.

Hay 3 medidas fundamentales que se deben tener en cuenta en la vida cotidiana:

  1. Basar la alimentación en variedad de frutas, vegetales y legumbres.
  2. Mantener un peso ideal.
  3. Hacer actividad física de moderada a intensa.

Las frutas y verduras

Son la principal estrategia dietética para reducir el riesgo de cáncer.

Hay que incorporarlas a la dieta; 5 porciones diarias de frutas y verduras, de distintos colores.

Algunos de los componentes más conocidos son el betacaroteno (zanahoria) y el licopeno (tomate).

Las crucíferas (brócoli y coliflor) y las de la familia Allium (ajo y cebolla) tienen compuestos que generan diferentes beneficios en el organismo, con un mismo resultado: reducir el riesgo de cáncer.

Fibras

Su alto consumo, disminuye el riesgo de cáncer colorrectal, porque reduce la cantidad de tiempo que los desechos, que a menudo tienen sustancias cancerígenas, viajan a través del colon.

Los alimentos ricos en fibra, reducen los niveles de estrógeno y de testosterona, con efectos protectores de los cánceres de mama y colon.

Se pueden incluir en la dieta frutas, verduras, cereales integrales y legumbres.

Lácteos

No suspenderlos. Sus nutrientes, como el calcio y la vitamina D, son efectivos contra el cáncer colorrectal.

Comer pocas grasas

La obesidad genera desórdenes metabólicos relacionados con hormonas que participan en el desarrollo de varios tipos de cáncer, como el del estómago, esófago y mama.

Por eso, una alimentación saludable es clave.

Reducir el consumo de azúcar

Ya que funciona como combustible en el proceso de crecimiento de las células tumorales.

No excederse con las carnes rojas

Cuando se come carne roja, hay que elegir cortes magros y eliminar la grasa visible.

Consumir 3 veces por semana pescados, 2 veces por semana pollo y sólo 1 vez por semana carne vacuna. En lo posible al horno o hervida.

DESTAQUE. Cuando los alimentos se cocinan a temperaturas altas, sobre una llama abierta o a la parrilla, se modifican las moléculas de la carne y se generan hidrocarburos aromáticos, que son cancerígenos.

Evitar sobrecocer las carnes y que se forme esa "costra" crocante que es nociva.

Alcohol

Eleva el riesgo de cáncer bucal, de laringe, de esófago, de mama, de colón y de hígado.

La incidencia del cáncer de mama aumenta con la ingesta de alcohol, estimándose que la mujer que toma 10 cc diarios de alcohol, aumenta su riesgo de desarrollar un cáncer de mama, en un 12%.

La OMS, informa que se producen más de 1 millón de casos por año y según el informe, el 3% de ellos, son atribuibles al consumo de bebidas alcohólicas.

CONSEJOS DIETÉTICOS

  • Reduzca la ingesta de calorías a la necesaria para mantener su peso normal.
  • Disminuya el consumo de grasas y aceites en general. Procure que dentro de esos límites, predominen los aceites vegetales sobre la grasa animal.
  • Asegure una provisión abundante de alimentos vegetales variados.
  • Aumente la cantidad de fibra: cereales integrales, hortalizas, frutas.
  • Aumente la ingesta de alimentos ricos en carotenos, vitamina E y C: hortalizas verdes y amarillas, frutas variadas.
  • Aumente el consumo de elementos protectores contenidos especialmente en: repollo, repollito de Bruselas, brócoli, coliflor, colinabo, nabo, nabiza, rábano.
  • Evite los productos de tostación al cocinar.
  • No consuma bebidas alcohólicas
  • Procure no consumir alimentos conservados a través del ahumado y salado, o con agregados de nitritos (carnes conservadas).

Ejemplo: embutidos o enlatados y otros alimentos manufacturados mediante fermentación.

Seguinos en Facebook

revista