Cómo comer despues ...

... de haber tomado antibióticos »

Cómo comer despues de haber tomado antibióticos

El uso de antibióticos está ampliamente difundido para combatir infecciones bacterianas, hongos o parásitos; su efecto es ayudar a prevenir la multiplicación de bacterias o matarlas, pero el lado negativo, es que no son selectivos a la hora de elegir a que bacterias matar; haciendo su efecto también sobre las bacterias buenas, como es el caso de las bacterias intestinales, conocidas como “flora intestinal”. Dañando además la mucosa que recubre y protege al estómago, provocando ardor, sensación de acidez, dolor estomacal y de cabeza, disminución de las defensas del organismo, constipación o diarrea, malestares, infecciones, gases, hinchazón y malestar general.

Es por este motivo que la dieta desempeña un papel fundamental para ayudar a restablecer el equilibro de la flora.

Cuando existe un desequilibrio entre las bacterias buenas y malas en el organismo, o una disminución de las bacterias buenas a causa del uso de antibióticos, se debe intentar recuperar la salud intestinal en especial luego del uso de antibióticos:

En primer lugar debemos reparar el daño causado por los antibióticos, y en segundo lugar, volver a introducir bacterias beneficiosas en el tracto digestivo.

Algunas recomendaciones:

1. Realizar una dieta saludable:

Lo peor que podemos hacer cuando estamos tratando de recuperar al cuerpo del uso de antibióticos es incluir un exceso de aditivos, conservantes, grasas trans. Lo ideal es volver a la forma más natural de comer. Para lo cual debemos limitar el consumo de azúcar y carbohidratos simples (como masas, dulces, golosinas etc.) ya que las bacterias patógenas en el intestino se nutren de estos alimentos, así como también disminuir el consumo de alimentos procesados, y envasados. Lo ideal es incluir alimentos frescos y naturales.

2. Consumir alimentos fermentados

Comer más alimentos fermentados no sólo ayuda a restablecer la flora intestinal sino también a mantener el tracto intestinal saludable.

Algunos ejemplos: pepinillos, pickles en vinagre, chutneys, chucrut casero, productos lácteos fermentados como el suero de leche, la crema agria y el yogur, ayudan a repoblar la flora intestinal y restaurar el sistema digestivo.

3. Incluir prebióticos en la dieta diaria.

Los prebióticos son ingredientes no digeribles de los alimentos, que hacen que sea más fácil para las bacterias beneficiosas proliferar dentro del sistema digestivo, estimulando el crecimiento de estas bacterias buenas.

Los prebióticos alimentarios se encuentran en: puerros, ajo, miel, banana, cebollas, achicoria, alcachofas, etc.

Incluir a diario alguno de estos alimentos es una forma de que las bacterias buenas se desarrollen correctamente en el intestino.

4.Tomar probióticos

Los antibióticos no sólo matan a la infección y las bacterias malas en el cuerpo, también destruyen los probióticos o bacterias buenas.

Los probióticos son organismos vivos (bacterias o levaduras de la flora comensal intestinal) que se añaden a los alimentos o que forman parte de ellos, su consumo en cantidades adecuadas aporta efectos beneficiosos para la salud.

En el mercado, los probióticos que encontramos son adicionados a yogures y leches fermentadas con diversas bacterias lácticas, aunque también existen suplementos orales que se venden en las farmacias, éstos favorecen la colonización de bacterias buenas en el sistema digestivo y mejoran la salud en general.

5. Consumir frutas y verduras:

Las frutas son alimentos ricos en nutrientes siendo una elección sana cuando se toman antibióticos, ya que no sólo ayudan a restaurar las vitaminas y minerales, incluyendo el ácido fólico y potasio, sino que también favorecen las defensas orgánicas por su contenido en vitaminas A y C, que ayudan a apoyar la salud inmunológica.

Ejemplo de un plan de alimentación luego de un tratamiento con antibióticos.

  • • Desayuno: Jugo de mamón, Yogur probióticos con avena y miel.
  • • Media mañana: Fruta o compota de frutas a elección (pera, manzana, ciruela etc) con un yogur natural.
  • • Almuerzo: Pechuga de pollo al horno con arroz o papas al horno. Ensalada de verduras hervidas (ejemplo: zanahoria, zapallo, zapallito, espinacas, acelgas con aceite de oliva.
  • • Merienda: compota de manzana, pera o mamón.
  • • Cena: Crema de zapallo o verduras (espinaca, acelga, zapallito, zanahoria), soufflé de verduras hecho con claras de huevo y queso fresco. 1 banana
Seguinos en Facebook

revista