Cirugías estéticas ...

... de invierno – Dr. Juan Francisco Recalde Fiori - Cirujano Plástico - Plasticlínica »

Hay muchas opiniones de colegas sobre el tema y no es raro encontrar diferencias basadas en el tipo y duración del invierno en cada región.

En el ámbito médico podemos encontrar argumentos muy a favor pero todo depende de la disponibilidad de tiempo y las intenciones del paciente.

En nuestro país generalmente el invierno es muy corto y suele variar de duración cada año. Las temperaturas frías no se mantienen más de unos días en forma continua y el calor con sol radiante en pleno invierno ya no nos sorprende; de manera que es muy difícil predecir cuantos días de frío tendremos cada año y por lo tanto aconsejar al paciente se vuelve una adivinanza.

De todas maneras, es innegable que algunas cirugías estéticas son las preferidas por nuestros pacientes para realizarlas en el invierno y muchas veces estas ideas son influenciadas por revistas y artículos que provienen de otros paises.

DESTAQUE. El paciente que se realiza una cirugía plástica en el invierno va a estar listo para la llegada del verano cuando la temporada de sol, el calor y las playas estén de vuelta. Así, en invierno se va recuperando y en el verano puede mostrar su cuerpo y/o rostro más confortablemente.

Las cirugías de lifting facial, peelings, dermabrasiones, otoplastías y párpados tienen su mejor post-operatorio en los meses de menores temperaturas y menor exposición a los rayos solares que pueden ocasionar mayor incidencia de manchas e hinchazón. Sin embargo, un buen equipo de aire acondicionado en el hogar de una persona que está en reposo y aislada del entorno social por unas semanas, es una ayuda extremadamente útil y en gran parte puede generar el clima propicio para una rápida recuperación en el pleno verano de nuestro país.

En los meses de invierno es más fácil disimular los modeladores y fajas corporales de intervenciones como la lipoaspiración y la abdominoplastía gracias a la ropa amplia que podemos usar en esa temporada.

Personalmente he observado que en los meses de invierno hay un aumento en la cantidad de cirugías estéticas de todo tipo, y se debe principalmente a que tienen lugar las vacaciones de los niños. En esa época las madres disponen de más tiempo para reposar y no tienen que estar tan pendientes del transporte y otras actividades de los mismos.

También las personas a las que les gusta planificar sus vacaciones de verano, les convence la idea de operarse en invierno para estar espléndidas a fin de año y disfrutar del sol y playa sin temor a exponer su nueva figura.

Las cirugías del contorno corporal como la lipoescultura y la abdominoplastía necesitan un post-operatorio mayor a 1 mes para exponerse al sol pleno en la playa.

También debemos evitar la pronta exposición de las cirugías de lifting facial y peelings, que las aconsejamos realizar fundamentalmente en épocas en donde se disponga de más tiempo para la recuperación y no en la proximidad de viajes o acontecimientos sociales.

Los implantes mamarios, la rinoplastía, la cirugía de los párpados, los implantes o injerto de grasa para aumento de los glúteos y los rellenos faciales con su propia grasa o con ácido hialurónico tienen una recuperación más rápida y se puede proteger esas áreas más fácilmente de manera a que se pueden realizar unas semanas antes de salir de vacaciones; pero siempre hay que estar consciente de la posibilidad de complicaciones que aunque raramente se presentan, pueden convertirse en contratiempos difíciles de anticipar y pueden alterar los planes.

Resumiendo: es más importante la cantidad y calidad del tiempo que uno dispone para recuperarse, que las condiciones climáticas especialmente en nuestro país.

ALGUNOS PROCEDIMIENTOS

(IDEALES PARA HACERSE EN INVIERNO)

LIFTING FACIAL

El término lifting facial se refiere a una amplia variedad de técnicas quirúrgicas para levantar las estructuras faciales que han descendido. Técnicamente se conoce como ritidectomía. Consiste en despegar la piel de sus tejidos subyacentes, estirarla y colocarla a una tensión y dirección adecuada, eliminar la flacidez tensando la musculatura y tejidos profundos en dirección vertical, reducir los surcos prominentes y extirpar el exceso de piel sobrante.

Cirugías plástica en el invierno

El lifting moderno: El principal objetivo en el “lifting moderno” es reposicionar verticalmente los tejidos que están debajo de la piel, reposicionar los volúmenes perdidos a veces injertando grasa en donde se necesite, estirar piel lo mínimo indispensable en la cara y un poco más en el cuello y lograr un aspecto natural y reconfortante. Con esto se evita el aspecto de cara estirada, se evitan las cicatrices evidentes al tensar demasiado la piel y se consigue dar un aspecto de verdadero rejuvenecimiento y no de estiramiento lateral.

Actualmente los pacientes operados están satisfechos de mostrarse en público sin los “estigmas” propios de las cirugías que se hacían antes. La localización de los cortes varía de acuerdo a las zonas que queremos tratar y deben ser analizadas y explicadas previamente.

BLEFAROPLASTÍA

La cirugía de los párpados recibe el nombre de blefaroplastía y trata las bolsas, las arrugas y la flacidez o exceso de piel en los párpados.

La cirugía puede corregir el exceso de piel y las bolsas de grasa alrededor de los ojos que le dan un aspecto de envejecimiento y cansancio. Mejorar la expresión facial rejuveneciendo la mirada. Aumentar el campo de visión por piel colgante en los casos en que esté afectado. Aliviar la sensación de pesadez y el roce de la piel sobre las pestañas.

La blefaroplastía no actúa sobre la caída de ceja (ptosis de ceja) ni sobre las arrugas de los ángulos del ojo (patas de gallo). Tampoco sobre los ojos hundidos ni sobre cambios en la coloración de la piel ni ojeras. Tampoco retira todas las arruguitas sino que las tensa y mejora su aspecto. Si a la flacidez de piel y bolsas muy evidentes se le añade la caída de la ceja, puede estar más indicado complementar la blefaroplastía con un lifting de cejas (de la región temporal, o sienes). Por otra parte la cirugía de los párpados, normalmente es realizada con el lifting cérvico facial.

LIPOABDOMINOPLASTÍA

La Lipoabdominoplastía es un procedimiento desarrollado para esculpir el abdomen y conseguir el sueño de tener un vientre plano. Mediante la unión de la lipoescultura y la abdominoplastía se ha logrado obtener esta nueva técnica (Lipoabdominoplastía) que constituye la manera más eficaz, de tratar uno de los tejidos grasos más difíciles, el del vientre. Es así que el cirujano plástico utiliza la liposucción para eliminar primero el exceso de grasa y luego proceder con la tradicional cirugía del abdomen, obteniendo resultados altamente eficaces gracias a que la piel y los tejidos son más fáciles de tratar después de la remoción del tejido graso, lográndose un mejor contorno de figura y mayor reducción del volumen abdominal.

Al contrario del despegamiento amplio que se realiza con la abdominoplastía clásica, en la lipoabdominoplastía se hace apenas un túnel en la región central del abdomen superior, que, además de permitir el reforzamiento de los músculos abdominales, evita la lesión de los vasos sanguíneos. El descenso y retirada de la piel excedente se facilita por el despegamiento hecho por la cánula durante la lipoaspiración permitiendo así una mayor retirada de piel.

Beneficios emocionales: Al contar con una figura más esbelta y armónica, y al tener la posibilidad de lucir atuendos que antes no podía, la persona tiende a mejorar la auto-concepción de sí misma, generando mayor confianza y seguridad en el momento de relacionarse con los demás, y por ende enriqueciendo su vida social. Permite una definición muy superior de la cintura y de la musculatura abdominal, evitando la apariencia de cuerpo cuadrado y además con la Lipoescultura se dispone de células grasas que podrían utilizarse como injerto para modelar y aumentar otras zonas del cuerpo como los glúteos.

La aspiración de grasa del pubis permite mejorar la transición entre éste y el abdomen, evitando el antiguo escalón y forma abultada inferior.

Beneficios en la Salud: Además de los beneficios ya mencionados, algunos estudios sugieren que este tipo de procedimiento logra disminuir notablemente los niveles de triglicéridos en personas con niveles altos previos a la cirugía, lo que a la vez implica la reducción de la posibilidad de padecer enfermedad inflamatoria cardiovascular y problemas metabólicos.

Menor riesgo para fumadores y pacientes que han perdido gran cantidad de peso.

Menor índice de complicaciones gracias a la mayor preservación de vasos sanguíneos y linfáticos que se genera por la menor necesidad de despegar los tejidos con el bisturí que corta los vasos perforantes.

Recuperación más rápida por ser una cirugía más conservadora que necesita de menos tiempo para la regeneración de la red vascular que fue menos comprometida.

CIRUGÍAS DE SENOS

Mamoplastía de aumento

El aumento mamario mediante implantes de silicona, técnicamente conocido como mamoplastía de aumento, es una de las intervenciones de cirugía estética más populares y frecuentes en nuestro país.

Los senos son un símbolo de la feminidad y juegan un papel muy importante en la sensualidad de la mujer.

La paciente ideal para el aumento de senos es aquella mujer adulta que ha tenido un desarrollo inadecuado de sus mamas y por lo tanto posee unos senos de menor tamaño a los esperados para su edad. La mujer adulta que posee buena salud y actitud positiva, que busca una mejoría en su aspecto mas no la perfección, es una buena candidata al aumento mamario. Otro grupo de candidatas ideales lo conforman las mujeres que luego del parto han sufrido reducciones drásticas de peso y sus senos se han vaciado y caído.

También lo son las pacientes que tienen diferencias en el tamaño de sus senos lo cual ocasiona dificultades para disimular el problema y la colocación de dos implantes distintos entre sí permite compensar esa diferencia aunque no siempre en su totalidad.

Un cirujano plástico responsable no realiza cirugías mamarias de aumento en jóvenes que aún no han completado el desarrollo de sus pechos. Se considera que una mujer ha completado el desarrollo de sus senos al cumplir los 17 años. Aún así, deberá contar con el permiso explícito de sus padres para realizarse una cirugía mamaria por ser aún menor de edad. Además, la mujer debe tener la madurez y facultad de poder entender y aceptar en qué consiste la operación Y SUS RIESGOS.

Mamoplastía de reducción

La mamoplastía de reducción es uno de los procedimientos más comunes dentro de la cirugía plástica, y además de la posibilidad de mejorar el aspecto estético de la mama, también se muestra como un recurso complementario en el tratamiento profiláctico de ciertas enfermedades de la mama como la enfermedad fibroquística.

El procedimiento quirúrgico sirve para reducir la grasa, el tejido glandular y la piel de la mama, haciéndolas más ligeras, pequeñas y firmes. Proporciona senos menores, más simétricos y puede disminuir el tamaño de las aréolas y elevarlas a una posición mejor.

El objetivo es dar a la mujer mamas más pequeñas, con mejor forma y que guarden una proporción adecuada con respecto al resto del cuerpo. A la técnica de la reducción mamaria se suma la de la elevación, ya que en la mayoría de los casos un seno con demasiado volumen es, además, un seno caído.

En el caso de que uno de los senos sea muy mayor que el otro, durante el procedimiento el cirujano plástico remueve más tejido del seno mayor para igualar al menor. Pero no hay manera científica de juzgar cuanto tejido extra debe ser retirado. Aún pesando y comparando los tejidos removidos de cada seno, a veces el peso y el volumen no se corresponden porque un seno puede ser menor pero más pesado que el otro, por lo tanto es difícil prever el volumen preciso.

En algunos casos, unos senos demasiado grandes o caídos causan más problemas que satisfacciones.

Algunas de las razones por las cuales algunas mujeres desean reducir el tamaño de los mismos son:

  • Problemas de postura.
  • Debido al peso de los senos la mujer puede sufrir dolores en lugares como:
    •Hombros.
    •Espalda.
    •Cuello.
    •Columna Vertebral.
  • Asimetría (los senos tienen forma distinta).
  • Dificultad para encontrar ropa.
  • Atención no deseada (MUY LLAMATIVAS).
  • Irritación e inflamación bajo los senos.
  • Senos caídos después de dar a luz o amamantar.
  • Luego de una reducción importante de peso no acompañada por una reducción de los senos.

RINOPLASTÍA

Es la intervención quirúrgica que tiene como finalidad modificar el aspecto estético de la nariz. Puede aumentarse o disminuir el tamaño de la misma o cambiar su forma.

Para ello es necesario separar la piel para poder remodelar el hueso y cartílago de la forma deseada.

La rinoplastía puede cambiar:

  • El tamaño de la nariz, en relación con las demás estructuras faciales.
  • El ancho de la nariz.
  • El perfil de la nariz, cuando tiene gibas o depresiones a la altura del tabique nasal.
  • La punta de la nariz que es demasiado grande o bulbosa, está caída o es muy respingada.
  • Las fosas nasales grandes, anchas o respingadas.
  • Asimetría y desviación nasal.

En la intervención podrían corregirse además algunos problemas funcionales como la dificultad para respirar. El médico cirujano plástico deberá considerar siempre cómo los cambios estéticos en la nariz afectarán a la respiración del paciente y viceversa. La rinoplastía es un procedimiento muy delicado en donde el resultado depende de muchos factores que a veces no son previsibles como el proceso de cicatrización, la adaptación de los injertos de cartílagos, la evolución y permanencia de las suturas, etc. El post-operatorio necesita un acompañamiento cercano del equipo médico. Es muy importante elegir a un cirujano plástico calificado y altamente experimentado en rinoplastías.

Todo esto es posible de realizarse de manera ambulatoria, o sea sin pasar la noche en el Sanatorio, si es que el paciente entra en un protocolo que he desarrollado con gran éxito en los últimos 20 años y que sirve para casi todas las cirugías plásticas estéticas inclusive las combinadas y si es realizada por cirujanos debidamente acreditados (www.spacpre.com.py) en sanatorios habilitados por el Ministerio de Salud y la Superintendencia de Salud.

Seguinos en Facebook

revista