Cirugías de pechos ...

... Operación de aumento de pechos o mamoplastía - Dr. Juan Francisco Recalde – Cirujano Plástico »

El aumento de pecho o mamoplastía de aumento es una de las intervenciones de cirugía estética más solicitadas hoy día. La operación de aumento de pechos consiste en la implantación de prótesis o implantes mamarios para aumentar el volumen y darles una forma bonita.

Actualmente es la cirugía de moda y es una de las pocas cirugías plásticas en donde un material extraño al cuerpo, juega un papel tan preponderante que escapa al dominio del cirujano y de la paciente.

Aparte de la clásica descripción de lo que son los implantes y detalles de la cirugía, es importante que las pacientes estén en conocimiento de las informaciones más recientes y principalmente de los riesgos. Ahora nuestra atención se centra en prevenir las infecciones ya que su número se ha visto incrementado por la resistencia que han adquirido algunas bacterias (bacilos ácido-alcohol resistentes) a los antibióticos de rutina y especialmente la resistencia a los desinfectantes de la piel que se usan para preparar la asepsia del campo operatorio.

El pecho femenino ha tenido siempre, y tiene en la actualidad, una gran importancia en la vida de relación de la mujer. Es por ello que el aumento de pecho ha adquirido una vital importancia, la buena presencia de un pecho bonito y adecuado en tamaño y forma resaltan la figura y la estética femenina.

Muchas mujeres poseen por sus características propias un pecho pequeño o ligeramente flácido, y otras, por circunstancias como embarazos o adelgazamientos importantes, pierden consistencia en las mamas. Todos estos casos son subsanables mediante la más adecuada operación de aumento de pechos, que ofrece la mayor sencillez y seguridad.

La operación de aumento de pechos consiste en la implantación de prótesis mamarias o implantes, cirugía plástica que se desarrolla a través de pequeñas incisiones que dejarán imperceptibles cicatrices.

Cirugías de pechos

La implantación de la prótesis en un aumento de pecho puede hacerse bajo la glándula mamaria o bajo el músculo pectoral, las características físicas y circunstancias particulares de cada paciente, aconsejarán una u otra elección.

De igual modo, en la operación de aumento de pechos, el corte necesario para la introducción de la mama podrá situarse entre la areola y la piel, a través del pezón, en el surco submamario o en la axila. También en esto serán las características y particularidades de cada paciente las que decidan la elección.

Existen diferentes técnicas para el aumento de pecho con la implantación de prótesis. Algunas clínicas han perfeccionado este tipo de operaciones con técnicas personales para el aumento por vía transaxilar, que consiste en colocar la prótesis debajo del músculo pectoral a través de un pequeño corte en la axila. Esta técnica de aumento de pecho está particularmente indicada en aquellas mujeres que tienen la areola y el pezón muy pequeños. Se consigue un excelente resultado sin que quede ninguna cicatriz en el área mamaria.

La operación de aumento de pechos se realiza, al igual que la anterior, bajo anestesia local o general, dependiendo del caso y de las preferencias de la paciente. La mayor diferencia en cuanto a la técnica de aumento de pecho por vía axilar es la colocación de la prótesis, que en este caso tiene un emplazamiento subpectoral, ya que la prótesis se coloca por detrás del músculo pectoral.

La operación de aumento de pechos no impide la posterior lactancia ni los exámenes mamarios. En la actualidad existen dos tipos básicos de implantes mamarios, aquellos rellenos de una solución hidrosalina o los que lo están rellenos de gel de silicona, los cuales son los más utilizados, ya que proporcionan un tacto y un aspecto más naturales.

En muchos centros de cirugía estética y plástica únicamente se emplean aquellos implantes que proporcionan la mayor seguridad para la paciente, que son los implantes texturados de gel cohesivo. Este gel es muy denso, de manera que en caso de que por cualquier causa se rompiera el implante, el contenido no saldría de éste, evitando así su infiltración en los tejidos propios.

Cirugía de reducción de pechos

La existencia de mamas muy desarrolladas puede ocasionar un gran número de molestias como dolor de espalda e incomodidades a las mujeres, también un aspecto excesivamente voluminoso y caído de los pechos choca con los conceptos actuales de belleza así como con las actividades femeninas en los tiempos actuales.

En estos casos está indicada la reducción quirúrgica de la mama, o cirugía de reducción de pecho que además de proporcionar un tamaño adecuado busca también una situación y forma bonita para el pecho, dado que el gran tamaño suele acompañarse de descolgamiento.

Esta cirugía de reducción de pecho deja de forma inevitable cicatrices en el pecho que pueden variar en cuanto a su forma y longitud según la técnica del cirujano y las características de la piel de la paciente, estas cicatrices constituyen un elemento negativo que debe siempre tenerse en cuenta al momento de decidir esta intervención.

Mastopexia o cirugía de elevación de pechos

Cuando el pecho es flácido y está caído pero no es excesivamente grande y no puede elevarse mediante la colocación de un implante, se realiza esta intervención, llamada mastopexia o elevación de pecho, que consiste en la eliminación de la piel sobrante y la reubicación de la glándula mamaria.

En los casos de elevación de pecho, como en los de reducción de pecho debe contemplarse la aceptación de cicatrices residuales cuyas características como hemos comentado dependen en gran medida de la cicatrización del paciente y que en todo caso deben de tenerse presentes a la hora de decidir la intervención.

Seguinos en Facebook

revista