Cirugías de aumento ...

... mamario - Dr. Julio Recalde - Cirugía Estética »

Dr. Julio Recalde - Cirugía Estética

Las cirugías de aumento mamario son las más solicitadas en este momento por las pacientes. Por lo general, es una cirugía que brinda grandes satisfacciones, haciendo que la paciente mejore en su autoestima y confianza.

La correcta evaluación y entrevista previa con la paciente, sirven para orientar sobre los deseos, expectativas, posición y asimetrías de las mamas, flacidez de la piel, presencia de tumores, etc. Juntando todas estas variables, podemos sugerir a la paciente las opciones y el procedimiento acorde a su caso.

Actualmente, existen dos formas de conseguir un aumento mamario:

El primero, más simple pero menos eficaz, es el uso de la grasa de la paciente como material de relleno de las mamas.

El segundo, consiste en el uso de implantes de silicona, que dan un aumento más significativo, duradero y previsible.

Uso de grasa propia (autóloga)

Requiere de un sitio donante que tenga la cantidad de grasa suficiente para producir un cambio en las mamas. Se considera que la cantidad máxima que se puede poner en las mamas es de 100 a 150 c/c. Una cantidad mayor puede dejar mamas flácidas y está sujeto a mayor posibilidad de que esa grasa se descomponga. Cabe destacar, que el mayor uso de la grasa propia se realiza para camuflar los defectos que hayan quedado luego de la colocación de implantes.

Implantes mamarios: Cirugías de aumento mamario

Los implantes están fabricados de silicona y su contenido puede ser de suero fisiológico o silicona en gel. Pueden presentar una superficie lisa o texturizada.

Personalmente, opto por colocar los implantes texturizados bajo la glándula mamaria, y los implantes lisos bajo la capa del músculo pectoral mayor.

También pueden presentar variedad en la forma (redondos o anatómicos) y en cuanto a su perfil (bajo, medios altos y ultra altos). Todos están fabricados con una silicona de grado médico.

El procedimiento de aumento con grasa, requiere una superficie mayor de trabajo; debemos colectar la grasa de un área donante, preferentemente el abdomen inferior, procesar la grasa (decantar y separar de otros líquidos) e inyectarla en las mamas en capas, sin formar lagunas.

Por su parte, para realizar el aumento con implantes se requiere de un acceso submamario, transareolar o axilar, y crear un bolsillo, bajo la glándula mamaria o bajo el músculo pectoral, que pueda alojar el implante.

Para esta cirugía se solicita al paciente: estudios laboratoriales, mamografías y ecografías de mama, electrocardiograma, etc. La anestesia puede ser general o una sedación y local. La internación es variable, de 12 a 24 horas.

En el postoperatorio se coloca un top especial; se recomienda evitar manejar y hacer esfuerzos con los miembros superiores, por al menos dos semanas. El grado de dolor es variable, pero normalmente se controla con analgésicos comunes.

Seguinos en Facebook

revista