Cirugía de reducción ...

... y levantamiento de mamas - Dr. Julio Recalde - Esp. en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva – Flebología - Cel.: (0981)164-155 »

Las mujeres que buscan una reducción mamaria, normalmente se quejan del peso excesivo de las mismas, que las obliga a adoptar posturas que también conllevan a dolores de espalda crónicos. En otros países, el exceso de peso de las mamas está contemplado dentro de los seguros de salud y, por lo tanto, la cirugía de reducción mamaria suele tener cobertura por parte de los seguros médicos públicos y /o privados.

Molestias de las pacientes que solicitan la cirugía

Se presentan dos casos:

- La paciente que se queja del peso de las mamas y del tamaño desproporcionado con respecto a otras partes de su cuerpo; de las marcas que producen los sostenes en los hombros y la dificultad para encontrarlos en el tamaño adecuado para el volumen que lleva, y también de los dolores de espalda.

- Por otro lado, la paciente que se queja de la caída de las mamas y no del tamaño, más bien se queja de que sus mamas se ubican por fuera de la posición habitual y que tiene dificultades en el uso del sostén, pero raras veces se queja del peso de las mismas.

Clasificación de la caída de mamas

En ambos casos descritos anteriormente, casi con seguridad, las mamas estarán posicionadas en gran parte por debajo del surco submamario; lo cual es para el cirujano, el punto desde donde se toma en cuenta la caída de las mamas y se utiliza una clasificación en base a la cual; el tipo I y II están por arriba y a medias sobre el surco submamario, y las III y IV están por debajo del mismo.

Cuanto más caídas están las mamas, mayores dificultades técnicas presenta su reposicionamiento, puesto que la cirugía se basa en colgajos que deben asegurar la vascularización del CAP (complejo areola-pezón) y en muchos casos deben intentar asegurar la capacidad de amamantamiento, puesto que muchas pacientes que buscan esta cirugía aún no han sido madres.

Evaluación preoperatoria

Parte de la evaluación preoperatoria se basa en mamografías y ecografías, a fin de conocer la arquitectura mamaria previa a la cirugía y descartar enfermedades mamarias que puedan manifestarse luego. Como de rutina, también se realizan exámenes de electrocardiograma y de laboratorio para garantizar la seguridad de la paciente durante la cirugía.

Realización de la cirugía

La cirugía se puede realizar en un sanatorio, bajo anestesia general, regional o sedación y local. Normalmente se inicia la reducción del lado mayor y luego del lado menor. Existen gran variedad de abordajes y técnicas de cirugía que pueden variar de acuerdo con las características de la paciente y la experiencia del cirujano. La cirugía es normalmente más extensa por dentro de lo que las cicatrices externas muestran.

Cirugía de reducción y levantamiento de mamas

Ubicación de las cicatrices

Las cicatrices finales se ubican alrededor del CAP, una vertical inferior, y a lo largo del surco submamario, adoptando una forma de “T” invertida o “ancla”. Numerosas técnicas y abordajes se han inventado para tratar de reducir la extensión de estas cicatrices, siendo la más común la vertical sola y alrededor del CAP.

Recomendaciones luego de la cirugía

Se recomienda a las pacientes el uso de sostenes especiales para el posoperatorio por al menos un mes. Tener en cuenta que el edema (hinchazón) desaparecerá en un 60% al cabo de un mes y el resto puede demorar incluso un año.

Seguinos en Facebook

revista