¿En qué casos se utilizan ...

... células madre en el corazón? - Dra. Victoria Chaparro Cristaldo - Cardióloga »

Células madre:

Las células madre son células no especializadas que tienen la asombrosa capacidad de convertirse en muchos tipos de células diferentes del cuerpo. Al servir como una especie de sistema de reparación para el cuerpo, pueden dividirse potencialmente sin límite para reponer otras células que se hayan dañado.

Cuando una célula madre se divide, cada célula nueva puede seguir siendo una célula madre o convertirse en otro tipo de célula con una función más especializada, como una célula muscular, un glóbulo rojo o una célula cardíaca.

¿Dónde se pueden encontrar células madre?

Las células madre pueden hallarse en muchos tejidos del cuerpo, como la médula ósea, la grasa, la sangre y otros órganos como el corazón. Pueden encontrarse células madre más inmaduras en el embrión, así como en la sangre del cordón umbilical de un bebé recién nacido.

El uso de células madres autólogas (del propio paciente) se empezó utilizando para tratar leucemias, hoy en día se le está dando aplicación en el campo de las dolencias crónicas como enfermedades cardiacas (infartos), enfermedades neurológicas (Parkinson), diabetes y otras enfermedades que tienen como base la degeneración celular.

Estas células madres pueden ser de origen embrionario (célula del cordón umbilical) o células tronco adultas (extraídas de la medula ósea), éstas son más fáciles de manipular.

¿Cómo se usan las células madre para tratar enfermedades cardiovasculares?

¿En qué casos se utilizan células madre en el corazón?

Investigadores de varios países, actualmente llevan a cabo un sinnúmero de procedimientos para personas en todo el mundo. Hace ya tiempo que se están aplicando tratamientos con células madre a pacientes con problemas de corazón, y las técnicas han ido evolucionando muy rápidamente.

En 2008, el Hospital Gregorio Marañón de Madrid fue pionero en la implantación a 20 pacientes de células madre extraídas del tejido adiposo de los propios pacientes.

Un estudio realizado sobre una muestra de 204 pacientes infartados por investigadores de la American Heart Association en 2009, en 17 centros de Alemania y Suiza lanzó unos resultados muy esperanzadores para los afectados por cardiopatías isquémicas. Todo parecía apuntar a que los pacientes tratados tras sufrir un ataque cardíaco con células madre procedentes de su propia médula ósea, reducían el riesgo de padecer un segundo infarto. Así lo demostraron los datos: ninguno de los 101 pacientes tratados con esta terapia sufrieron un segundo infarto, mientras que sí lo sufrieron 7 de los 103 restantes, que no recibieron este tratamiento.

Recientemente, Perú se convirtió en el segundo país en Latinoamérica que presentó una novedosa técnica quirúrgica de alta complejidad, que consiste en implantar células madre en áreas muertas del corazón del paciente, con el fin de revivir las zonas afectadas de este órgano. Se han realizado más de 100 exitosos implantes de células madre asociado a by pass coronario en pacientes que padecían de múltiples infartos e insuficiencia cardíaca, cuyos resultados han generado un aumento en la contracción y fuerza de su corazón, que ha permitido mejorar su calidad de vida después de la operación. Este tipo de implante consiste en extraer células madre de la sangre, situada en el interior del hueso de un paciente, para inyectársela en las áreas “muertas” de su propio corazón. La característica principal de estas células es su versatilidad, se adaptan rápidamente a las células del corazón, generando circulación sanguínea en la zona de la cicatriz, regenerando las áreas necróticas con nuevos vasos sanguíneos.

En resumen, la espectativa crece mediante el seguimiento a las observaciones con respecto a la evolución de estas investigaciones y ensayos clínicos. Cada día, se considera a las células madre como una ventana abierta a la esperanza para todos los corazones.

Seguinos en Facebook

revista