Causas del mal aliento

... Dra. Ana Campuzano – Odontóloga »

El mal aliento es provocado por residuos de bacterias, la descomposición de partículas de alimento y otros restos en la boca, además de una mala higiene oral. La descomposición y los restos producen un compuesto de azufre, responsable del olor desagradable. El mal aliento también puede ocurrir en personas con infecciones médicas, diabetes, insuficiencia renal o un mal funcionamiento del hígado. La boca seca, el tabaco; incluso el estrés, estar a dieta, roncar, la edad y los cambios hormonales, también contribuyen a este problema.

Encías infectadas

Puede ser una de las causas más obvias del mal aliento. Para recuperar la salud de las encías, hay que cepillarse meticulosamente y a menudo, con un cepillo adecuado a sus necesidades; y usar hilo dental periódicamente. Su odontólogo puede aconsejarle el tratamiento más adecuado para todos los problemas dentales, antes de que se presenten complicaciones.

Dientes sucios

Los dientes pueden acumular una buena cantidad de residuos que producen mal olor. La mejor solución para reducir al mínimo la cantidad de bacterias de la boca es el cepillado frecuente, o por lo menos enjuagarse la boca con agua, hasta el momento en que pueda cepillarse. Las restauraciones dentales mal realizadas acumulan placa dental y restos de comidas.

Lengua saburral

Una vez que se haya lavado los dientes y encías profundamente, no se olvide de la lengua. Remover bacterias de la parte posterior de la lengua es beneficioso en la lucha contra el mal aliento. Cepíllese muy suavemente y con cuidado sobre todo en la parte más interna, ya que podría ocasionarle arcadas.

Estómago vacío

Causas del mal aliento

Saltarse comidas puede causar mal aliento, ya que reduce la producción de saliva necesaria para lavar las bacterias de los dientes, la lengua y las encías. El estrés también puede ocasionar sequedad en la boca, lo cual puede causarle un doble problema, combinado con el aumento en los ácidos del estómago que puede generar el estrés. Los refrigerios entre comidas, como las verduras y las frutas frescas pueden estimular la producción de saliva.

Boca seca o irritación

El tabaco provoca sequedad en la boca y destruye los anticuerpos de su saliva encargados de luchar contra las caries. Por otra parte, puede sonar contradictorio, pero usar demasiado enjuague bucal en realidad puede empeorar un problema de mal aliento, ya que irrita el tejido de la boca.

Algunos fármacos, como los antineoplásicos (anticancerígenos) favorecen el crecimiento de cándida, sangrado de encías, aparición de úlceras y boca seca. Otros fármacos que causan halitosis son los antidepresivos, antipsicóticos, antiparkinsonianos, antiespasmódicos, anestesia general, diuréticos, sedativos, antianginosos y antihipertensivos, debido a la xerostomía (boca seca) que generan.

Tratamiento de la halitosis

La causa principal de la halitosis se encuentra en la boca en el 87% de los casos, y las bacterias acumuladas son las responsables. Todo aquello que retenga bacterias facilitará la presencia de mal olor.

El odontólogo deberá diagnosticar la situación y eliminar los factores que la favorezcan: extraer las piezas en mal estado; explicar al paciente técnicas correctas para la eliminación de la placa bacteriana e higiene bucal en general; realizar una limpieza a fondo de sarro, manchas y detritus; tratar la gingivitis o piorrea, si la hubiera; tratar las piezas afectadas con endodoncia o empastes, recomendar la ayuda complementaria de un colutorio.

Seguinos en Facebook

revista