Las temidas caries

Dra. Rocío Distéfano – Odontóloga »

Enfermedad de los tejidos duros: la caries

Es la destrucción de los tejidos duros del diente: esmalte o cemento, y dentina, pudiendo llegar a la pulpa.

Es producida por microorganismos que se encuentran en la boca. Es una enfermedad multifactorial porque se produce por una combinación de causas:

  • Microorganismos.
  • Consumo frecuente de azúcar (dieta).
  • Dientes poco resistentes (huésped).

Para que se produzca caries deben estar presentes estos tres factores, sin cualquiera de ellos no hay enfermedad.

¿Cómo se produce la caries?

Los MOG de la boca se organizan sobre los dientes y encías en forma de una lámina invisible, delgada y pegajosa, denominada placa dental o placa bacteriana.

¿Cómo se organizan esos MOG para formar la placa bacteriana?

Al cabo de 2 horas se deposita sobre el diente una película salival (con carga negativa) que permite el posterior depósito de diferentes bacterias llamadas anaerobias porque necesitan oxigeno para vivir y desarrollarse. Esta unión se hace a través del calcio( con carga positiva).

Entre las 24 y 72 horas se depositan esas bacterias formando esas película viscosa, que solo podemos observar microscopicamente, que es la placa bacteriana supragingival.

Esta placa genera las condiciones apropiadas para que otras bacterias anaerobias que se desarrollan bajo estas condiciones( sin oxígeno) comiencen a proliferar. Esto da lugar a la formación de la placa subgingival.

El consumo frecuente de azúcares o alimentos pegajosos, les sirve a los MOG de nutrientes y les permite adherirse a las superficies duras de los dientes. Estos MOG metabolizan esos azúcares produciendo ácidos capaces de desmineralizar los tejidos duros del diente.

MOG de la placa + Alimentos dulces = ÁCIDOS + Diente susceptible = CARIES

Las temidas caries

La saliva neutraliza esos ácidos en unos 20 minutos, pero si cada media hora se ingiere cualquier alimento dulce, ésta no alcanza a neutralizar esos ácidos y comienza a producirse la desmineralización de los dientes produciéndose la caries. Por eso es importante la frecuencia con la que se ingieren estos alimentos dulces y la oportunidad del cepillado.

¿Cómo evoluciona la caries?

La caries comienza en el esmalte dental y si no se trata continúa hacia los demás tejidos del diente, comenzando a producir dolor cuando llega a la dentina.

Cuando la caries llega a la pulpa comenzamos a tener sintomatología ante determinados estímulos:

  • Dolor al frío.
  • Dolor al calor.
  • Dolor al masticar.
  • Dolor ante algo dulce.

El dolor puede ser pulsátil o constante: En estos casos donde la pulpa está infectada inflamada (por eso duele), no solamente tenemos que colocar un arreglo en ese diente, sino que previamente debemos realizar lo que se conoce como tratamiento de conducto, que consiste en:

  • Extirpar el nervio.
  • Limpiar el conducto.
  • Rellenar el conducto con una pasta definitiva y antiséptica (limpia).
  • Obturar el diente definitivamente en el lugar donde se originó la caries.

Hay situaciones, ya sea por un traumatismo o mismo por una caries, en las que la pulpa no se inflama sino que directamente se necrosa ( se muere) y no hay dolor pero sí infección, mal aliento y a veces hasta hinchazón en la cara o en la boca a nivel de la raíz. En estos casos también se realiza el tratamiento de conducto.

Prevención de la caries

Se puede prevenir la caries actuando sobre los diferentes factores que la producen:

  • (MOG) Sobre la placa bacteriana ——— > Higiene dental
  • (Dieta) Sobre el azúcar ———-> Disminuyendo su consumo
  • (Huésped) Sobre el diente —–-----> Fortalecerlo con fluoruros y modificando su estructura con selladores
Seguinos en Facebook

revista