¿Qué son las ...

... cantinas saludables? - Dra. Victoria Chaparro – Cardióloga »

El 14% de niños y adolescentes paraguayos tienen sobrepeso; mientras que el 20% sufre de obesidad, lo que predispone el padecimiento de afecciones cardiovasculares. La OMS y la OPS han estado impulsando desde 1.990 la promoción de la salud a través de las escuelas. Por lo que el M.E.C., en coordinación con la Sociedad Paraguaya de Cardiología, llevan adelante la estrategia “Cantina Saludable, un espacio para proteger la salud”.

Es un espacio que busca proteger la salud de los estudiantes mediante una alimentación sana y balanceada. Varias instituciones educativas a lo largo del país están dando los primeros pasos hacia la instalación y fortalecimiento de las cantinas saludables.

IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN EN LA ALIMENTACIÓN

La prevención de las enfermedades cardiovasculares debe comenzar durante la infancia porque la salud puede empezar a deteriorarse a temprana edad, y ésto tendrá repercusiones muy negativas durante la adultez. La alimentación infantil influye directamente sobre la obesidad, un problema que cada vez se asocia más a enfermedades como la hipertensión y el colesterol al llegar a adultos, por lo que la prevención debe empezar cuanto antes y basarse sobre todo en la dieta. La cultura alimenticia debe transformarse desde el hogar, que es donde los niños aprenden a ingerir frutas y verduras. Pero además, es indispensable que las instituciones educativas se comprometan a elaborar y/o poner a la venta productos más sanos.

RELACIÓN ENTRE LA MALNUTRICIÓN Y LA HIPERTENSIÓN

Los excesos o déficits nutricionales en el niño, dejan una huella metabólica que tiene efectos sobre su salud a corto, medio y largo plazo. La malnutrición en la niñez se relaciona con la hipertensión del adulto, que es una enfermedad crónica caracterizada por niveles altos y continuados de presión sanguínea en las arterias. Se asocia a tasas altas de mortalidad y morbilidad en adultos, por lo que es un problema de salud pública importante, que reduce la esperanza de vida de quienes la padecen y merma su calidad de vida. Por lo que, la niñez, es una etapa crítica en el desarrollo del ser humano, en el que todas las estructuras del organismo son vulnerables ante cualquier cambio, que pueden tener consecuencias irreversibles en la estructura del sistema cardiovascular para el resto de la vida del individuo.

LA ALIMENTACIÓN VIGENTE

¿Qué son las cantinas saludables?

Un 30% de los escolares paraguayos actualmente presentan sobrepeso y obesidad, y se encuentra creciendo la cifra de niños con hipertensión, colesterol y diabetes. Prevalece un bajo consumo de frutas y verduras y, en la adolescencia, un incremento del consumo del tabaco y el alcohol. La empanada frita representa el 53% de los alimentos consumidos por los escolares en las cantinas, y las golosinas el 43%, indican estudios del INAN. Esto va estrechamente ligado a un creciente sedentarismo en los niños. El desafío es establecer cantinas que incrementen la ingesta de vegetales y reduzcan la de alimentos fritos, dulces y gaseosas. Que de vez en cuando un niño consuma esos alimentos no le hará daño, pero sí la reiteración, afectando la salud cardiovascular, entre otros aspectos.

OBJETIVOS DE LA CANTINA SALUDABLE

Se pretende inculcar, estilos de vida y alimentación saludables para prevenir ciertas enfermedades y así, frenar el incremento de la diabetes, pre-diabetes, hipertensión arterial, obesidad, problemas renales, desnutrición, colesterol e incluso algunos tipos de cáncer. La obesidad infantil predispone a determinadas patologías asociadas, manifestándose ya en la niñez, aumenta el riesgo cardiovascular del niño y etapas posteriores de la vida. Por lo que es importante que padres, docentes y trabajadores de salud unan fuerzas para mejorar el estilo de vida de las nuevas generaciones, previniendo múltiples enfermedades, mediante una buena alimentación.

ALTERNATIVAS ALIMENTICIAS DE LA CANTINA SALUDABLE

En las cantinas saludables se limita la oferta de frituras, alimentos muy elaborados o envasados y con alto contenido de sal o de azúcar, promocionando alimentos naturales como las frutas, verduras, jugos naturales, agua, ensaladas de frutas, sandwiches de verduras, lácteos (yogur, leche), todos ellos preparados en el día y sin exposición al aire libre, al alcance de insectos; mediante lo cual los alumnos llevan un buen hábito alimenticio y por ende gozan de una buena salud.

Seguinos en Facebook

revista