¡El cáncer no avisa!...

Detección precoz y cuidados post-tratamiento del cáncer de mama - Por: Asociación de Mujeres de Apoyo contra el cáncer de mama (AMACMA) »

En todo el mundo, el cáncer de mama es el segundo cáncer más frecuente y la causa más común de muerte por tumores en las mujeres. Según la OMS, la incidencia de esta enfermedad oncológica se encuentra en aumento en el mundo en desarrollo, debido a la mayor expectativa de vida, el crecimiento de la urbanización y la adopción de estilos de vida occidentales.
Se busca que las mujeres tomen conciencia de la importancia de la detección temprana del cáncer de mama y que conozcan sobre cómo prevenir la enfermedad, así como la importancia de la detección precoz, ya que este tipo de cáncer es curable si se descubre de manera temprana. La falta de información es una de las principales causas de su detección tardía.

LA IMPORTANCIA DEL AUTOEXAMEN

A partir de los 15 años, pueden prevenir esta enfermedad si dedican 10 minutos una vez al mes para realizarse el autoexamen. Es importante que las mujeres conozcan sus mamas y estén atentas ante eventuales cambios en ellas. Un bulto, dolor o la piel enrojecida o como cáscara de naranja, son alertas para ir al médico. A partir de los 35 años se recomienda una mamografía al año, pero en caso de contar con antecedentes en la familia, los estudios deben realizarse a partir de los 30 años.

IMPORTANCIA DE LA DETECCIÓN TEMPRANA

En esta enfermedad, el pronóstico está estrechamente ligado al momento de la detección. Se sabe que el diagnóstico temprano evita y disminuye en gran medida los procedimientos quirúrgicos radicales y atenúa la repercusión psíquica, social y familiar, desencadenados por la propia patología.
Lamentablemente la prevención y detección se relacionan con las posibilidades y los tiempos disponibles de cada persona, es así que los controles de mamografía, por ejemplo, son mucho más dificultosos para aquellos sectores con más bajos recursos y alejados de las grandes ciudades.

METÁSTASIS

La metástasis es la propagación del cáncer a otras partes del cuerpo. Las células cancerosas pueden desprenderse de un tumor primario e ingresar en el flujo sanguíneo o el sistema linfático. Cuando se propagan y forman un tumor nuevo en un órgano diferente, es un tumor metastásico. Las células en el tumor metastásico vienen del tumor original. Esto significa, por ejemplo, que si el cáncer de seno se propaga a los pulmones, es cáncer de seno metastásico (no cáncer de pulmón). Los lugares más comunes de metástasis de tumores sólidos de cáncer de seno son los pulmones, los huesos y el hígado. Sin embargo, el cáncer puede propagarse también a otras partes del cuerpo.

RECURRENCIA

El cáncer de mama puede recurrir en cualquier momento, pero la mayoría de las recurrencias ocurren durante los primeros 3 a 5 años después del tratamiento inicial.
Estas recurrencias pueden ser locales o sistémicas:

  • Recurrencia local: significa que el cáncer regresa en la misma mama (después de una mastectomía parcial), o en la cicatriz (después de una mastectomía total). También se considera recurrencia local cuando el cáncer vuelve a aparecer en los ganglios que rodean la mama.
  • Recurrencia sistémica: implica que el cáncer aparece en cualquier parte del cuerpo. Los sitios más frecuentes donde aparece son huesos, pulmón e hígado. La posibilidad de tener una recurrencia dependerá de las características iniciales del tumor, así como del tamaño y la presencia de ganglios comprometidos.

CUIDADOS DE SEGUIMIENTO Y SU IMPORTANCIA

Los cuidados de seguimiento comprenden visitas rutinarias de control, que incluyen una evaluación de los antecedentes médicos del paciente y un examen físico. Es posible que dichos cuidados incluyan también procedimientos de exploración con imágenes, endoscopia, análisis de sangre y otras pruebas de laboratorio.
Los cuidados de seguimiento son importantes porque ayudan a identificar cambios en la salud. El propósito de dichos cuidados es detectar una recurrencia o una metástasis. Las visitas de control son también importantes para ayudar en la prevención o en la detección temprana de otros tipos de cánceres, responder a problemas persistentes a causa del cáncer o de su tratamiento, revisar efectos físicos y psicosociales que se pueden presentar meses o años después del tratamiento.

Cáncer de mama

TIPO DE INFORMACIÓN QUE DEBERÁN CONSERVAR LOS PACIENTES

Es importante que los pacientes conserven una copia de sus expedientes del tratamiento del cáncer. Idealmente, esto debería incluir un resumen extenso de la atención médica y un plan de cuidados de seguimiento de su doctor. No siempre los pacientes ven al mismo doctor para recibir cuidados de seguimiento, por lo que, tener disponible esta información para compartirla con otro médico, puede ser útil.
En particular, es importante conservar información sobre: los resultados de cualquier prueba de diagnóstico, tipo específico de cáncer, fecha del diagnóstico, detalles de todo el tratamiento del cáncer, datos de contacto de los especialistas que brindaron tratamiento y cuidados de seguimiento, efectos secundarios y complicaciones que se presentaron durante y después del tratamiento, cuidados de apoyo con fármacos que se recibieron.

Seguinos en Facebook

revista