Cáncer de mama: ...

... Importancia de la detección precoz - Dr. Vicente Villalba – Esp. en Oncología Médica »

Cómo se entendía el cáncer antiguamente

Crónica de una antigua enfermedad en otro tiempo clandestina, solo mencionada entre murmullos, transformada en una entidad letal, de formas cambiantes infundida de potencia metafórica, médica, científica y política. Médicos de la más grande fama al instante convocados fueron; pero, nada más llegar, al unísono respondieron mientras su paga embolsaban: “Es un mal que nada puede curar.” Hilaire Belloc.

Tan pretérita como la humanidad misma. Asociada a la misma mutación que nos dio origen, caracterizada como la peste a lo largo de sucesivas generaciones, aún hoy, a pesar de ir desnudando su naturaleza tan compleja, recién la estamos entendiendo.

Diagnóstico precoz del cáncer de mama

Todos al nacer, somos ciudadanos de dos reinos, el de los sanos y el de los enfermos. Y aunque todos prefiramos usar solo el buen pasaporte, tarde o temprano cada uno de nosotros se ve obligado, al menos por un tiempo, a identificarse como ciudadano de aquel otro lugar.

Hoy sabemos que en el cáncer de mama, nada podemos hacer para la prevención, pero sí todo por un diagnóstico precoz, lo cual hará la diferencia en la evolución natural de la enfermedad, y entonces, por fin habremos evitado ser habitantes de aquel otro lugar.

Más allá de los factores biológicos implicados en el cáncer de mama, hay profundos temas culturales y políticos que recorren sus diversas encarnaciones y justifican ocuparnos de los avances para su tratamiento construido y vuelto a construir, desde el inicio de las civilizaciones más antiguas.

Fiebrefobia: una epidemia silenciosa entre los padres de pacientes pediátricos ¿Podemos imaginar en el futuro un final del cáncer, erradicarlo de nuestro cuerpo y nuestras sociedades?

Es en un diagnóstico más precoz donde debemos buscar cualquier mejora material de nuestras curas para el cáncer.

Acceso a educación y salud

Es mediante nuestras políticas públicas, con el acceso a la educación y la salud con demostrados estándares de calidad, lo que nos permitirá desmitificar nuestro entender sobre el cáncer y su verdadera naturaleza y abandonar el lugar que aún ocupan, como en la antigua Grecia, los mitos que dominan nuestro entender sobre esta enfermedad.

Es vital construir herramientas para un acceso justo y equitativo, para la lucha frontal contra este flagelo que destruye vidas y familias, y que irrumpe con un demostrado caos, las finanzas tanto de las familias afectadas como de las arcas del estado.

Es necesario hablar del problema tantas veces como sea necesario, desmitificar a la enfermedad y a los tratamientos disponibles. Que abandonar la ciudadanía de la enfermedad no sea por falta de educación, ni acceso a los sistemas de salud.

“A lo largo de los siglos, el paciente de esta enfermedad fue sometido a casi todas las formas inimaginables de experimentación. Los campos y los bosques, la botica y el templo se saquearon en busca de algún medio exitoso de alivio de este mal intratable. Casi ningún animal eludió su aporte, en pelo o cuero, dientes o uñas, timo o tiroides, hígado o bazo, en la vana búsqueda humana de un instrumento de cura.” William Bainbridge.

Estudios para la detección

Las armas disponibles son: el autoexamen, la mamografía de screening en mujeres a partir de los 40 años, y en algunas antes, dependiendo del consejo del profesional del área. La ecografía y la Resonancia Nuclear Magnética (RNM), son auxiliares en el diagnóstico.

El cáncer de mama en Paraguay

Representa el cáncer más frecuente en mujeres, desde el año 2.000 aproximadamente, cuando superó al cáncer de cuello uterino como el histórico de Paraguay. A pesar del acceso a más servicios de salud para la población, siguen los diagnósticos en estadios avanzados.

Datos a tener en cuenta
  • El dolor no es un síntoma de malignidad.
  • Los hombres también pueden padecerlo, pero en menor frecuencia.
  • La mayoría de los nódulos mamarios palpables son benignos, una minoría son malignos.
Seguinos en Facebook

revista