Calentamiento global, ...

... detonante de asma y alergias - Dr. Juan Carlos Sisul – Alergólogo »

El cambio climático repercute en la salud, impulsando un fuerte aumento de casos de asma y alergia. La temperatura aumenta cada año y una de las consecuencias es que la polinización comienza antes y es más abundante, lo que provoca cada vez más pacientes con síntomas de alergia.

EL OZONO EN EL MEDIO AMBIENTE

El adelgazamiento de la capa de ozono producto de la emisión de gases contaminantes, causa un incremento de ozono en el ambiente, sobre todo en áreas urbanas y suburbanas. Esto empeora los síntomas de los pacientes alérgicos a los ácaros del polvo, y produce una inflamación crónica de las vías respiratorias en las personas con asma.

EFECTO INVERNADERO Y DIÓXIDO DE CARBONO

El efecto invernadero y el marcado aumento del dióxido de carbono inducen un aumento en la fotosíntesis, promoviendo las fases propagativas y reproductivas de las plantas, aumentando notablemente la polinosis y concentraciones de aeroalergenos. Hay cambios en las temporadas de lluvias y sequías, se alargan las temporadas de pólenes en primavera, verano y otoño. El calentamiento global tiene también un efecto directo en la cantidad de alergenos en los interiores de edificios y residencias, porque aumenta y mantiene alta la humedad relativa y la temperatura, condiciones que promueven la reproducción de ácaros y hongos ambientales.

EMANACIONES DE DIESEL E HIDROCARBUROS

Además de contribuir con el calentamiento global, contaminantes ambientales como los compuestos volátiles orgánicos que provienen de los particulados de emanaciones de diesel e hidrocarburos pueden detonar una respuesta dual de alergia en los seres humanos. Estos compuestos pueden actuar como adyuvantes alergénicos detonando una respuesta típica de alergia basada en la producción de un anticuerpo alergénico que es la Inmunoglobulina E (IgE). También estos compuestos pueden detonar una sensitización directa de las células-T y sus mediadores pro-inflamatorios.

LA URBANIZACIÓN

El efecto del aumento en la construcción, la industrialización y la minimización de nuestras áreas verdes; además, del desarrollo de una economía basada primordialmente en ambientes interiores de oficinas en edificios con sistemas de ventilación pobremente mantenidos, ocasiona contaminación en el ambiente que nos rodea y por ende, aumento de alergias y enfermedades respiratorias.

Calentamiento global, detonante de asma y alergias

¿CÓMO PODEMOS MODIFICAR O FRENAR EL DESARROLLO DE LAS ALERGIAS O ATAQUES DE ASMA?

Se pueden inducir cambios favorables que modifiquen el desarrollo y la prevalencia de las condiciones alérgicas. Las tres áreas de intervención son las medidas de educación y de control ambiental, la farmacoterapia y la inmunoterapia.

  • La educación a la comunidad es de suma importancia para la concienciación e identificación de posibles fuentes de exposición a alergenos y a contaminantes ambientales. Se debe optimizar la información a la comunidad a través de los medios de comunicación para, entre otros, poderles llevar de manera efectiva y práctica información sobre conteos actuales de los diferentes alergenos y la calidad del aire que respiramos.
  • Implementar medidas preventivas y protectivas a la exposición ambiental y ocupacional como el uso de equipo protectivo y los filtros de alta eficiencia “HEPA”. Implementar medidas para bajar la carga alergénica interna como el uso de fungicidas y acarocidas y medidas de barrera como el uso de protectores de mattresses y almohadas.
  • El uso de la farmacoterapia preventiva, de mantenimiento y de rescate junto al establecimiento de planes de acción para cada condición alérgica. Con el uso apropiado de medicamentos controladores y los medicamentos de acción rápida de rescate para optimizar la eficacia de estos minimizando los efectos secundarios se puede también modificar el desarrollo de las alergias.
  • Finalmente, el uso de la Inmunoterapia desensitizante o vacunas de alergia en los pacientes moderados o severos que no estén controlados o que sean refractarios a la farmacoterapia. La Inmunoterapia es el único tratamiento para el asma y las alergias que modifica la condición y tiene un efecto pervasivo que se prolonga permanentemente o por mucho tiempo luego de finalizado apropiadamente en dosis de mantenimiento mensual.

RECOMENDACIONES

  • Reducir la exposición al ozono: Los niveles de ozono son más bajos por la mañana y aumentan entre las 16 y 17 horas. Por lo tanto, es mejor ejercitarse durante la mañana.
  • Si se es alérgico al polen, que es más elevado a la mañana, lo mejor será realizar actividad física en lugares cerrados.
  • Optar por caminar en lugar de correr. Los efectos del ozono son más graves cuando se respira a un ritmo acelerado.
  • Cerrar las aberturas de la vivienda los días de mucho viento para evitar el ingreso de polen al hogar.
  • Bañarse antes de ir a dormir para retirar los restos de polen que hayan quedado en la piel y evitar dejarlos en las sábanas.
Seguinos en Facebook

revista