Aplicaciones del Bótox ...

... en Odontología - Dra. Ana Campuzano - Odontóloga »

Hoy en día, con el deseo de lucir mejor y más joven, el paciente busca procedimientos cosméticos como por ejemplo; cirugías plásticas, procedimientos dermatológicos, en odontología dientes más blancos, etc. Unos de los procedimientos más pedidos por los pacientes para reducir las expresiones faciales marcadas es la aplicación de bótox.

Fue aprobado en 1989 por la FDA (Food and Drug Administration). El bótox o también conocida como la toxina botulínica de tipo A, la cual es una neurotoxina compleja, que bloquea la función neuromuscular al adherirse a terminales motoras, lo que provoca que el músculo no responda al estímulo y no se contraiga. Provoca una parálisis pero es de tipo temporal.

Los usos en odontología son los siguientes:

  • Algunas patologías musculares como espasmos agudos, bruxismo (apretar y/o rechinar dientes) intensivo.
  • Dolores agudos en la articulación temporomandibular (encargada de abrir y cerrar boca), luxaciones de la mandíbula.
  • Algunas cefaleas tensionales relacionadas al bruxismo.
  • Tratamientos en glándulas salivales por exceso de salivación.
  • En el aspecto cosmético: se coloca cuando el paciente tiene una sonrisa gingival, esto es cuando el paciente sonríe y se ven las encías en forma excesiva.
Aplicaciones del Bótox en Odontología

Contraindicación:
Pacientes que utilizan mucho su boca o expresiones faciales: un cantante, aquél que toca trompeta, locutores. También mujeres embarazadas y lactando.

Complicaciones:
Pueden ser locales; como inflamación, moretones leves, dolor, en ciertos casos, alergias. El excedente de la dosis puede causar una pérdida de la expresión facial, pero hay que tener en cuenta que es reversible.

¿En cuánto tiempo se ve el resultado?
Luego de la aplicación de la toxina, el efecto clínico se observa alrededor de las 72 horas siguientes al tratamiento y logra su máxima potencia a la semana.

Los odontólogos que están capacitados para aplicar dicha toxina, sobre todo los maxilo-faciales, han hecho estudios adicionales para ello. Pues su experiencia y sus conocimientos de anatomía de cabeza y cuello permiten perfectamente ofrecer este servicio.

Seguinos en Facebook

revista