¿Blanqueamiento dental ...

... o carillas? - Dra. Ana Campuzano - Odontóloga »

Existen muchas opciones para poder dejar nuestra sonrisa más hermosa, por eso es normal tener dudas sobre qué tratamiento sería el adecuado.

Cuando acudimos a la consulta debemos saber qué nos gustaría cambiar o corregir. Si vemos que el cambio que deseamos implica, tener los dientes más blancos, alineados y arreglar pequeñas imperfecciones, entonces nuestra mejor opción es realizarnos carillas tipo lentes de contacto. Estas carillas de porcelana o resinas son muy delgadas, practicamente no es necesario que se realicen desgastes en los dientes.

Cuando los problemas de color, forma y alineación son más acentuados, la opción es realizar carillas convencionales o coronas de porcelana. Para tal procedimiento sí es necesario realizar desgastes en el diente.

Por último, si los dientes están bien en forma, alineados y sólo nos incomoda el color, entonces debemos recurrir al blanqueamiento dental. Es un procedimiento sencillo que se puede realizar en consultorio o en forma ambulatoria, siempre bajo la supervisión del profesional en caso que sea ambulatorio.

Hoy en día existe una variedad de tratamientos que pueden ayudar a tener una hermosa sonrisa con dientes sanos por sobre todo.


¿Blanqueamiento dental o carillas? Blanqueamiento dental

Es un tratamiento estético revolucionario, que logra reducir varios tonos el color de las piezas dentales, dejando los dientes más blancos y brillantes. Permite eliminar la mayoría de las manchas producidas por medicamentos, té, café y otras infusiones, cigarrillos y vino tinto, entre otras sustancias y alimentos. En tratamientos ortodóncicos, al retirar la aparatología, quedan restos del cemento con el cual se pegaron los brackets, que se remueven con un pulido. Luego el paciente puede realizarse el blanqueamiento, para mejorar el color.

El blanqueamiento puede ser realizado en el consultorio o con cubetas que se realiza en la casa.

Carillas

Se utilizan cuando se debe cambiar totalmente la forma y anatomía del diente. Existen 2 tipos de carillas:

  • Porcelana: sus principales ventajas son su poder de adhesión, resistencia a la abrasión y gran sensación estética. No se desgastan con el tiempo, no pierden el brillo y mantienen intacto su color. Una vez cementadas, el paciente puede comer con normalidad.
  • Resinas compuestas: se realizan con el material con el que se hacen las obturaciones. Tienen la ventaja de ser más económicas y conservar íntegro el esmalte.
Seguinos en Facebook

revista