Autismo hoy ...

... Lic. Susana Ismael - Psicopedagoga Clínica »

Lic. Susana Ismael - Psicopedagoga Clínica ¿Qué es el Autismo?

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno neurobiológico del desarrollo que se manifiesta a edades muy tempranas y dura toda la vida, afecta a 1 de cada 59 personas. Daña la capacidad para comunicarse y relacionarse con los demás y tiene una amplia variedad de síntomas, como rutinas y comportamientos repetitivos, que pueden ser leves o agudos.

¿Cómo se manifiesta?

Los síntomas fundamentales del autismo son dos:

  • Deficiencias persistentes en la comunicación y en la interacción social.
  • Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades.
Los indicios que pueden ser indicativos del TEA en los niños son:
  • En el nivel inicial y en la escuela, hay falta de interés por los otros niños.
  • No comparten intereses (no acostumbran a señalar con el dedo aquello que les llama la atención para compartirlo con los demás).
  • Ausencia de juego simbólico (dar de comer a muñecas, hacer cocinitas, jugar a coches como si fueran de verdad, etc.).
  • Su lenguaje (si existe) es literal (no entienden las bromas, los chistes, los dobles sentidos ni las metáforas).
  • Se establece poco contacto visual y no observan la expresión de la cara del interlocutor cuando juntos están viendo alguna cosa inusual. No acostumbran a realizar la sonrisa social.
  • Reaccionan poco ante la voz de sus padres, lo que puede hacer sospechar de un déficit auditivo.
  • Evitan el contacto físico o les gusta poco. Acostumbran a tener hipersensibilidad táctil, olfativa, gustativa y auditiva. Frecuentemente existe poca sensibilidad al dolor.
  • Son monotemáticos en algunas áreas, por ejemplo solo comen ciertas comidas o muestran preferencia por sólo un tipo de color y no aceptan con facilidad los cambios, ya que no tienen la flexibilidad para adaptarse rápidamente a ellos.
  • Presentan intereses inusuales. Además, son repetitivos y no compartidos.
  • Pueden mostrar comportamientos extraños, repetitivos y autoestimulantes como el balanceo, el movimiento de aleteo de manos o caminar de puntillas entre otros.
  • Los que presentan más nivel intelectual, notan que son diferentes y no entienden qué les pasa.
Autismo hoy ¿Cuál es la causa de este trastorno?

Se cree que la causa es biológica (con una influencia muy relevante de los factores genéticos) y no una alteración psicogénica, es decir, no se cree que sea la expresión clínica de un trauma psicológico. Esto ha permitido elaborar programas de atención psicopedagógica individualizados y aplicar tratamientos farmacológicos y nutricionales que pueden mejorar ciertos síntomas a la vez que permiten al niño o adulto, disponer de más posibilidades de desarrollar su potencial. Con el fin de mejorar el pronóstico de las personas afectadas por TEA, es muy importante realizar un diagnóstico precoz e iniciar el tratamiento lo antes posible.

¿Cuáles son las posibilidades de intervención?

Existen abordajes multidisciplinarios alternativos para el tratamiento del TEA. Los programas de intervención deben ser integrales (dirigidos a todas las áreas evolutivas y a los diferentes contextos) y deben tener muy en cuenta las características individuales de cada persona, así como sus hábitos alimenticios ya que comúnmente tienen dificultades a la hora de alimentarse. La neuronutrición promueve una dieta específica, libre de gluten y caseína como respuestas a condiciones y dificultades gastrointestinales que a veces se presentan. Uno de los déficits más importantes en el autismo corresponde a la comunicación, es por ello que abordajes como Arteterapia y Musicoterapia ayudan y posibilitan nuevas formas de comunicación. El arte nos permite establecer vías de comunicación emocional no verbal. Las imágenes tienen un poder de penetración, a nivel de la mente, que sobrepasa el pensamiento discursivo, por esta razón el arte y la música son instrumentos muy efectivos.

La coordinación entre los diferentes profesionales y servicios que atienden al niño/a afectado, debe ser muy efectiva y es recomendable que uno de los profesionales implicados actúe como referente, con la clara misión de coordinar las diferentes actuaciones e implementar adecuaciones curriculares para la escuela, la universidad o procesos de inclusión al ámbito laboral.

En relación a la familia, es muy importante que los padres reciban asesoramiento y el soporte adecuado, y que se elabore un programa para el hogar, en el que se describan los objetivos específicos y metodología de trabajo.

¿Cuál es la posibilidad de empleo para personas con TEA?

Se calcula que más del 80% de los adultos con autismo están desempleados. Pienso que esto ocurre porque la mayoría de los empleadores desconocen las capacidades y potenciales diferentes que se presentan de forma más habitual entre personas con trastornos del espectro autista, como una mayor competencia en el patrón de reconocimiento y en el razonamiento lógico, así como una mayor atención al detalle. Este tipo de cualidades hacen que estas personas sean las más indicadas para determinados trabajos, como las pruebas de software, el registro de datos, el trabajo de laboratorio o la corrección de pruebas, detección de anomalías y fallas, entre otros. Los mayores obstáculos que se deben superar en nuestro país para incorporar este potencial de las personas con TEA al ámbito laboral son: la escasez de formación profesional, un apoyo insuficiente a la inserción laboral y una discriminación generalizada por ignorancia o información errónea sobre el TEA.

¿Cuál es el pronóstico y esperanza para las personas con TEA hoy?

Hasta el día de hoy los científicos están enfocados en la evaluación y detección de otros genes del autismo, que se creen son importantes en las últimas etapas del desarrollo, y esenciales para el estadio neural temprano que está en el origen del trastorno autista. Existe actualmente una nueva investigación que no solo ha descubierto cómo se forma el autismo en el cerebro sino cómo impedir que se desarrolle. Esta investigación ha establecido una relación directa entre una mutación genética, la producción de una proteína, la formación de neuronas defectuosas y la manifestación del autismo. Y también ha comprobado que es factible corregir esa mutación genética y evitar que se desarrolle este trastorno en el cerebro.

Desde el hogar, la sociedad, la escuela y el ámbito laboral, podemos construir realidades y posibilidades diferentes para mejorar la calidad de vida de los niños y adultos autistas para que puedan tener una vida plena y digna.

Seguinos en Facebook

revista