Atención domiciliaria ...

... a personas adultas mayores - Dra. Giulia Cipolla – Esp. en Medicina Familiar, Máster en Gerontología Clínica, Esp. en Cuidados Paliativos »

¿Qué es Atención Domiciliaria?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la atención domiciliaria es aquella modalidad de asistencia programada que lleva al domicilio del paciente, los cuidados y atenciones biopsicosociales y espirituales. Se define Atención Domiciliaria (AD), según la Asociación Médica Americana, como la provisión de servicios o equipos al paciente en el hogar, con el propósito de restaurar y mantener el máximo nivel de bienestar, funcionalidad y salud.

Cumplir con los objetivos de la AD requiere de un equipo interdisciplinario (diferentes profesionales con objetivos comunes y diferentes enfoques que se reúnen periódicamente para realizar seguimiento del caso e integrar conocimientos). La AD es de mucha utilidad, ya que permite a los profesionales ver cómo se desenvuelve el paciente en su vida habitual, proveer de cuidados de salud integral, valorar las relaciones intrafamiliares en su escenario natural, establecer mejor comunicación con la familia, controlar el cumplimiento del tratamiento indicado e involucrar al paciente y a la familia en la toma de decisiones de diagnóstico y tratamiento.

La AD es también un recurso educativo del médico hacia el paciente y familiar/cuidador y de investigación para el médico y el equipo de profesionales que participan de dicha actividad. En nuestro país se han hecho algunos trabajos de investigación publicados en revistas como lo son Anales de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA.

AD en personas adultas mayores

Solo un pequeño porcentaje de los pacientes, en especial las personas adultas mayores con una enfermedad crónica grave, puede afrontar los costos de la atención y los cuidados domiciliarios, aunque la mayoría prefiere permanecer en su hogar, puede llegar a ser un lujo acceder a este tipo de cuidados en nuestro sistema sociosanitario.

En nuestro país el Instituto de Previsión Social cuenta con el servicio de MEDICASA al cual los asegurados pueden acceder a través de unos requisitos, estos se encuentran publicados en el sitio web del IPS. De la misma manera, las Unidades de Salud de la Familias (USF) dependientes del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, tienen como parte de su calendario de actividades, visitas domiciliarias programadas a los pacientes que se encuentren dentro de su territorio geográfico definido. Lastimosamente estas USF no llegan a todo el país, teniendo así una cobertura limitada.

¿Quiénes brindan AD y en qué pacientes se indica?

La AD la dan principalmente los médicos, las enfermeras, los fisioterapeutas, terapeuta ocupacional, psicólogos, nutricionistas y los trabajadores sociales. La AD suele usarse principalmente después del alta hospitalaria de tal forma a dar continuidad a los cuidados, aunque la hospitalización no es un requisito, especialmente en pacientes muy añosos. Se indica también, cuando el paciente necesita monitorización, ajuste de fármacos, cambios de vendajes/curaciones y fisioterapia limitada.

O aquellos con enfermedad estable pero con compromiso funcional grave (atención a largo plazo) o en pacientes con problemas agudos (fractura de cadera) por un período corto de tiempo durante la rehabilitación y en algunas ocasiones en el contexto de una enfermedad terminal (por ejemplo en enfermedades oncológicas avanzadas) donde es deseo del paciente permanecer en el domicilio. Actualmente, en nuestra sociedad existe un número pequeño de profesionales médicos que ofrecen atención a los problemas agudos y crónicos en el domicilio del paciente.

Atención domiciliaria a personas adultas mayores Estudio de la conveniencia de la AD

A lo largo de las últimas décadas, las grandes empresas proveedoras de servicios sociosanitarios alrededor del mundo, han estudiado la conveniencia o no de la AD y han concluido que puede reducir más del 23% la necesidad de internación en hogares geriátricos de larga estancia, y las hospitalizaciones por alguna descompensación aguda.

Principal problema

El principal problema de la AD es la parte logística, principalmente el medio de desplazamiento del médico y/o equipo de salud al domicilio del paciente, la organización de la demanda de la consulta (agendamientos, especialmente en el caso de MEDICASA y las USF), la formación y la predisposición del profesional en salud para realizarla. El profesional médico debe regirse por un protocolo de atención que incluye básicamente: primero establecer espacios de tiempo adecuados para la AD programada, utilización de la historia clínica en el domicilio, mecanismos para la resolución de problemas urgentes. Y principalmente, adecuada relación con otros profesionales del equipo interdisciplinar (enfermería, trabajo social, fisioterapia, etc.).

El principal desafío de la AD

Consiste en que sea capaz de proporcionar al paciente una asistencia sanitaria con calidad y calidez. La atención domiciliaria es un ámbito donde se pueden compartir experiencias que fomenten la cultura de integración médico-paciente-comunidad, esto a su vez generará un ambiente confortable de trabajo para el médico y ayudará al paciente a incrementar la confianza en el equipo interdisciplinario.

Seguinos en Facebook

revista