Ataque de pánico ...

... en niños y adolescentes - Mg. Margarita Flores – Mg. en Psicología Clínica y Psicoterapia Infanto Juvenil »

Uno de los problemas emocionales que con más frecuencia se observa en el comportamiento de niños y adolescentes es el ataque de pánico, también conocido como trastorno de angustia. Puede presentarse en cualquier lugar, sin aviso previo y súbitamente hace entrada generando mucha preocupación en los padres, los docentes y en quienes lo padecen.

Muchas veces cuesta distinguir cuando un niño o adolescente está sufriendo un ataque de pánico, en ocasiones se confunden los síntomas con otras patologías emocionales como trastornos de ansiedad, etc.

Generalmente el ataque de pánico puede durar solo unos minutos, pero sus efectos son angustiantes y generan una constante preocupación en quienes lo padecen, como el miedo a que el ataque se repita en cualquier momento.

Estudios de investigación indican que existe una tendencia a que el ataque de pánico se presente en varios miembros de una familia. Sin embargo, no es totalmente hereditario y se podría deber a diversas causas o factores.

Es importante reconocer los síntomas que indican un ataque de pánico:

  • Mareos y vértigos.
  • Palpitaciones rápidas.
  • Sensación de ahogo o falta de aliento.
  • Sudoración, escalofríos, transpiración.
  • Miedo a morir.
  • Un intenso terror con un presentimiento de que algo terrible va a ocurrir.
  • Temblores o sacudidas.
  • Inestabilidad, mareo o desmayo.
  • Dificultad para respirar.
  • Sensación de irrealidad.
  • Sensación de atragantarse.
  • Opresión o malestar en el pecho o tórax.
  • Cosquilleo o entumecimiento en las manos.
  • Sensación de estar soñando o deformación de la percepción.
  • Miedo a perder el control.
  • Náuseas o molestias abdominales.
Ataque de pánico en los niños y adolescentes

Muchos adolescentes y niños que padecen estos ataques pueden desarrollar estados depresivos que podrían poner en peligro sus vidas sino se interviene a tiempo. Con el afán de aliviar los síntomas, muchos adolescentes recurren a las drogas o al alcohol para mitigar el estado de ansiedad que les provoca.

Técnicas psicoterapéuticas para abordar el ataque de pánico en niños y adolescentes:

  • Terapia Cognitivo – Conductual,
  • Técnicas de relajación.
  • Psicoeducación.

Es muy importante que los padres recurran a los especialistas tras observar los síntomas en sus niños/adolescentes, ya que con un buen tratamiento, se puede superar y evitar que se desarrollen patologías más severas como depresión, agorafobia, adicciones, etc.

Seguinos en Facebook

revista