Aplicaciones láser ...

... endovascular para várices - Dra. Chantal Agüero Wagner – Flebóloga »

Las várices graves no remiten por sí solas y tienden a cronificarse. Edema, pigmentación e incluso úlcera venosa, son algunas de las complicaciones de las várices graves

Los avances en el tratamiento de láser endovascular han hecho posible el tratamiento de várices graves de forma ambulatoria, con anestesia local y con una recuperación mucho más rápida que con otros procedimientos.

La insuficiencia venosa es uno de los motivos de consulta más frecuentes en flebología. Síntomas como cansancio, dolor, edema o tumefacción son comunes en numerosos pacientes. Las complicaciones graves de las várices van desde los trastornos tróficos cutáneos a la úlcera venosa.

Hasta finales de la década de los '90, la incompetencia funcional del tronco de la safena solía tratarse con cirugía tradicional, mediante ligadura y/o Stripping (arrancamiento). El inconveniente del método tradicional radica en que requería anestesia general y producía molestias importantes, hematomas y un post-operatorio prolongado.

En la actualidad existe una alternativa a la cirugía tradicional: el láser endovascular, una técnica que tiene como principal objetivo eliminar los puntos de fuga o vías de reflujo, es decir, el área donde la válvula venosa falla y provoca el recorrido inverso de la sangre, así como la extracción, fibrosis por láser u obliteración de las venas distales dilatadas a consecuencia del reflujo.

¿En qué consiste el procedimiento de láser endovascular?

Consiste en introducir, en la luz venosa, una fibra óptica cuyo mecanismo de acción causa la retracción y soldadura de la vena, de forma que queda destruída, siendo imposible el flujo sanguíneo a través de ella.

El tratamiento con láser endovascular requiere una historia clínica y exploración física con las que el médico especialista valorará la idoneidad del tratamiento, basándose en procedimientos venosos previos, antecedentes familiares, etc. El diagnóstico se realiza mediante examen ecográfico (Eco Doppler), que configurará un mapa detallado de las venas incompetentes y otros focos de várices.

El procedimiento tiene una duración menor a una hora y se realiza bajo estricto control ecográfico. Se aplica anestesia raquídea corta y en sanatorio para la seguridad y confort del paciente.

A través de una punción mínima, se introduce una fibra de 0.6 mm de diámetro y se va conduciendo a lo largo del trayecto venoso, hasta alcanzar el punto de fuga. Lo habitual es que este punto se localice en la ingle, en la unión de la safena mayor con la femoral.

Una vez posicionada la fibra en el lugar seleccionado, el láser comienza a actuar mientras la fibra se va recogiendo de forma retrógrada. Durante el trayecto, el láser genera una retracción y soldadura de la vena desde el interior, de forma que queda convertida en un cordón fibroso que es reabsorbido por el organismo en 2 ó 3 meses. Todo el procedimiento es guiado mediante ecografía de alta calidad en tiempo real. Cuando la fibra se ha recogido en su totalidad, la vena ha sito totalmente tratada y el procedimiento ha finalizado.

Es un procedimiento ambulatorio. El paciente se retira en un par de horas de terminar. Debe utilizar medias ortopédicas en las piernas para poder movilizarse inmediatamente y reducir el reposo.

Ventajas del láser endovascular

Aplicaciones láser endovascular para várices

El láser endovascular ofrece numerosas ventajas frente a la cirugía tradicional:

  • Es eficaz y seguro.
  • No requiere hospitalización.
  • El paciente puede caminar inmediatamente después del tratamiento.
  • Consigue resultados funcionales y estéticos.
  • El paciente puede reincorporarse inmediatamente a su actividad normal.
  • La posibilidad de recaídas es menor que con cualquier otro procedimiento.
  • La vena tratada no puede rellenarse de sangre ni producir coágulos, por lo que:
  • No suele producir manchas.
  • No requiere drenaje de coágulos.

Indicaciones del láser endovascular

Se aplica el láser endovascular en los siguientes casos:

  • En todos los casos de CEAP C2 (Várices graves sintomáticas).
  • Várices mayores de 5 mm.
  • En todos los hombres.

¿Qué tipo de paciente es candidato al láser endovascular?

Pueden tratarse generalmente todos los pacientes que antes se operaban, sin los inconvenientes de la cirugía tradicional. Es necesario realizar una exploración exhaustiva previa con Eco Doppler. El Flebólogo le explicará cada uno de los pasos a seguir para conseguir el mejor resultado.

Seguinos en Facebook

revista