Como alimentar a ...

... los niños que tienen diarrea. »

La alimentación en la diarrea aguda

Uno de los pilares fundamentales del tratamiento de la diarrea aguda en los niños es:.

  • Emplear soluciones de rehidratación oral.
  • Alimentación durante y después del periodo diarreico con realimentación precoz.

El debate sobre los partidarios del reposo intestinal y los defensores de la realimentación precoz, se mantuvo casi hasta el final del siglo XX. Actualmente ha ganado adeptos y tienen mayor consistencia los argumentos que apoyan a la realimentación precoz.

Datos que apoyan la realimentación precoz son:

  • disminuye la permeabilidad intestinal,
  • favorece la regeneración de los entericitos,
  • mantiene la actividad de la disacaridasa y
  • facilita el mantenimiento del crecimiento, minimizando el déficit de energías y proteínas
Cómo alimentar niños con diarrea

Los inconvenientes serían el riesgo de diarrea osmótica, deshidratación y acidosis en los pacientes que no toleran la alimentación y la posible sensibilización a las proteínas de leche de vaca con manifestaciones locales o sistémicas.

Solo en 2 situaciones clínicas pueden ser motivo de precaución la realimentación precoz: en lactantes menores de 6 meses y en diarreas graves. En general el éxito de la realimentación precoz va ligado al éxito del tratamiento de rehidratación oral inicial.

Algunas recomendaciones prácticas sobre la alimentación en la gastroenteritis aguda en niños son:

  • Reintroducir precozmente la alimentación tras la fase de rehidratación oral.
  • Si el bebé está con lactancia materna, debe continuar con la misma.
  • En aquellos que reciben fórmula láctea, comenzar la alimentación con la misma fórmula ligeramente diluida.
  • Si se detectase intolerancia a la lactosa pasar a fórmulas sin lactosa.
  • Si el lactante recibía ya dieta sólida o complementaria, reintroducirla, limitando la ingesta de productos muy azucarados o con mucho residuo.
  • Administrar agua de arroz (que ayuda a disminuir el flujo), jugo de manzana o de zanahoria con edulcorante dietético.
  • Si ya consume carnes, iniciar con carnes magras del tipo pechuga de pollo o bife a la plancha bien cocida sin mayores condimentos.
  • Las tomas alimentarias se deben distribuir en aportes más pequeños pero frecuentes.
  • Tratar de suministrar muchos líquidos, entre ellos el suero rehidratante oral.
Seguinos en Facebook

revista