Efectos del ...

... aislamiento en adolescentes - Lic. María José Rodríguez - Psicóloga »

Lic. María José Rodríguez - Psicóloga

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la adolescencia se define como un periodo de crecimiento y desarrollo que se produce después de la niñez y antes de la edad adulta.

La adolescencia suele ser una etapa complicada por todos los cambios que se producen en los chicos, y en el estado evolutivo en que ellos se encuentran necesitan socializar y compartir con su grupo de amigos, pero en la situación actual que estamos viviendo, esta área se ve bastante afectada. Estar encerrados y alejados de su grupo de referencia podría generar efectos negativos en la salud mental de los adolescentes, que ya antes del aislamiento era una población bastante vulnerable.

La depresión es poco común en la infancia, pero es el trastorno más común en la adolescencia, siendo el inicio (en la gran mayoría) entre los 14 y 16 años, y es cuatro veces más común en las mujeres.

Identificar cuando un adolescente empieza a entrar en un cuadro depresivo suele ser todo un desafío para los padres y miembros de la familia, porque solemos confundir con un estado normal del adolescente. Es importante saber diferenciar entre una adolescencia normal que esta pasando por un periodo hormonal normal y una depresión. Por ejemplo, que el adolescente deje de hacer cosas que le gustaban, que se aleje de sus amigos, duerma y se alimente mal, que tenga una baja significativa en el rendimiento académico, son alarmas a las cuales debemos prestar atención, porque eso no es una adolescencia normal.

Algunas señales de depresión en adolescentes son:

  • El estado de ánimo es inestable, podría estar triste o irritable.
  • Ya no disfruta de las cosas que antes disfrutaba o le hacían feliz.
  • Presenta alteraciones en el sueño. No puede conciliar el sueño, duerme poco o en exceso.
  • Falta de energía.
  • Falta de concentración.
  • Baja autoestima o sentimientos de culpa.
  • Cambios en el apetito. Ingiere menor cantidad de alimentos o ingiere más de lo habitual. Puede ir acompañado de pérdida o aumento de peso.
  • Bajo rendimiento académico.

Si los síntomas mencionados se presentan en un periodo de dos semanas o más, es importante que busque ayuda de un profesional de la salud mental para una evaluación y posterior tratamiento.

El aislamiento, la inactividad y la incertidumbre en estos tiempos son inevitables, y es normal sentirse triste con miedos y ansiedades, pero la depresión no es solo sentirse triste o tener días malos, por eso es importante que lo podamos identificar en uno mismo y en nuestros hijos.

Recomendaciones básicas de prevención en salud mental:

Efectos del aislamiento en adolescentes

Calidad de sueño: Si no hay un buen descanso (en el sueño de la noche) todo nuestro sistema se ve afectado, tenemos falta de energía, falta de concentración y, principalmente, hay una disminución significativa en el estado de ánimo. Se recomienda dormir entre 7 a 8 horas, y especialmente en los adolescentes, tengamos en cuenta el uso del celular, que sólo sea utilizado hasta cierta hora de la noche ya que el celular emite una luz que impide la secreción de la melatonina (hormona encargada del sueño) que evita que se logre conciliar el sueño; por esto, es importante dejar de utilizar el dispositivo por lo menos 30 minutos o 1 hora antes de ir a dormir, para que el sueño no se vea afectado.

Buenos hábitos de alimentación: si no nos alimentamos bien, nuestro cerebro no recibe los nutrientes necesarios para un buen funcionamiento.

Actividad física: realizar algún tipo de actividad física (caminar, bailar, andar en bici, nadar, etc.) tiene efectos significativos en el funcionamiento cerebral y en la secreción de hormonas de bienestar. Se recomienda realizar al menos 30 minutos, tres o cuatro veces por semana.

Espacios de recreación: es muy importante hacer un corte y poder desconectarse de la sobrecarga, del estrés de los días, de la rutina y realizar alguna actividad que nos guste y nos haga sentir bien realizarlo (practicar algún instrumento musical, pintar, disfrutar del aire libre, jugar con su hijo, ver alguna película, escuchar música, etc.).

Seguinos en Facebook

revista