Adolescentes y ...

... jóvenes: contención emocional - Mg. Teresa Galeano. Psicóloga clínica. R.P.Nº865 »

Mg. Teresa Galeano. Psicóloga clínica. R.P.Nº865

El distanciamiento social puede ser muy difícil para la mayoría de los adolescentes y los jóvenes, ya que los hace sentir desconectados de sus amigos. Muchos también hacen frente a grandes desilusiones, como cancelaciones o aplazamientos de graduaciones, temporadas deportivas, planes de viajes con los amigos, la ilusión de un concierto, salidas con amigos después de la universidad y otras actividades planeadas por largo tiempo.

En este artículo, me gustaría desplegar algunas estrategias para ayudar y contener a nuestros hijos adolescentes o jóvenes que están atravesando un momento que es crítico para todos, pero en especial para ellos, ya que están en plena etapa de socialización y entretenimiento colectivo, lo cual es parte de su desarrollo.

1. Establecer un diálogo productivo donde se puedan pactar ciertas reglas de convivencia y, además, darles un empujón para organizar su vida con una rutina sana y proactiva. Por ejemplo: Mantenga un horario de actividades que funcione con el aprendizaje virtual. Fijar una hora para levantarse, hacer ejercicio, bañarse, vestirse, desayunar o lo que sea necesario para empezar el "día de aprendizaje virtual". Si ayuda, deje que su hijo adolescente o joven duerma un poco más de lo normal. Pero también promueva que durante el tiempo de conexión virtual, tengan los teléfonos y la televisión apagados, y limitar el tiempo de ver noticias. Organizar la hora del almuerzo.

2. Otro punto importante es que el horario de la cena sea un momento para compartir en familia. La cena puede ser una buena oportunidad para reunir a toda la familia, hablar y compartir una comida. Este es un momento para generar conversaciones interesantes y divertidas, como por ejemplo: empezar con "cuál fue tu momento favorito del día” o "hoy me siento agradecido por...". También puede ser un tiempo para realizar juegos de mesas divertidos o generar un momento de reflexión sobre un tema vigente o importante. También es bueno compartir una película en familia y luego debatirla. Es vital mantener la rutina de sueño ordenada, sobre todo para que el día sea productivo para el aprendizaje y otras actividades.

3. Permita "tiempo de inactividad". Es normal que los adolescentes y los jóvenes anhelen privacidad por parte de sus familias. Es bueno darles espacio para que tengan tiempo para ellos solos, tiempo para la creatividad, la música y para hablar con sus amigos virtualmente. Esto puede ayudar a aliviar el sentirse aislados de sus amigos o ante las dificultades que tengan con los cambios de rutina. Así también para compartir sus afectos y sus preocupaciones con sus pares.

Adolescentes y jóvenes: contención emocional

4. Comparta información de lo que está pasando con calma y de forma directa y objetiva, para ayudar a tranquilizar sus preocupaciones sobre el virus. Discuta los hechos y corrija cualquier información falsa cuando la escuche. Refuerce los conceptos básicos, como la importancia de lavarse las manos con frecuencia y evitar tocarse la cara. Hable de cómo el distanciamiento social es importante, y que ellos pueden ayudar a disminuir la propagación del virus y proteger a aquellos que corren mayor riesgo. Ayude a sus adolescentes y a sus hijos jóvenes a pensar en el futuro, para que cambien su enfoque de lo que han perdido y encuentren maneras para superarlo, haciendo planes y estableciendo metas nuevas. Poder dar la vuelta a lo que está sucediendo, dándoles una mirada positiva o de aprendizajes nuevos.

Por último, es importante prestar atención a los adolescentes o jóvenes que puedan estar necesitando mayor apoyo. Sobre todo, si observamos que se sienten tristes, deprimidos, desesperanzados, nerviosos o enojados, quizá necesiten de más ayuda. Manténgase alerta a las señales de problemas de salud mental en los adolescentes, como irritabilidad constante, cambios en el peso corporal o hábitos del sueño, pensamientos repetidos de acontecimientos poco placenteros, y conflictos con amigos o familiares. Es importante estar alertas, ya que es la mejor forma de protegerlos.

Seguinos en Facebook

revista