Tips para ...

... administrarlos nutrientes a los niños - Dr. Javier Hernández Covarrubias - Médico especialista en Otorrinolaringología y Alergias, Medicina Ambiental y Tratamientos biológicos. »

1. Mezcle el nutriente con salsa de tomate, fruta, jugo o purés (siempre y cuando no sea el paciente alérgico o sensible al alimento empleado).

2. Verifique que no queden residuos del producto en labios y boca, dándole algo de agua después de la ingestión de éste.

3. Use jeringas de 10 o 20 ml (sin aguja) para administrar el producto y coloque la jeringa dentro de la boca del paciente a un costado de la lengua y vierta su contenido gentilmente. De esta manera el nutriente tocará menos papilas gustativas y le sabrá menos al paciente.

4. Se pueden mezclar varios suplementos en un mismo alimento para su administración en general. Su médico le dirá cuales deberán ser administrados solos.

5. En caso de las enzimas y los lactobacilos y las cápsulas que contienen omega 3 deben estar refrigeradas. Si el omega es de buena calidad, deben guardarse incluso en el congelador.

6. Entre los líquidos que recomendamos para administrar nutrientes se encuentran; jugos, limonada, sustitutos de la leche, agua endulzada con stevia o glicina.

7. Use pajita para administrar el líquido que contiene el nutriente, ésto neutraliza mucho el sabor.

Tips para administrarlos nutrientes a los niños

8. De los alimentos que son útiles para este procedimiento (evitando obviamente los alimentos prohibidos en la dieta por el médico) recomendamos puré de papa, manzana, alimentos para bebé (cerciórese que estos productos estén libres de preservativos, saborizantes y colorantes artificiales), miel (de abeja o de agave), helado de limón, mantequilla de almendras, avellanas, maní (salvo alergias y recuerde en forma repetitiva se darán cada 4 días los vehículos) compotas congeladas hechas en casa sin colorantes y saborizantes artificiales, brownies (sin gluten y caseína).

Es importante recalcar que no deben emplearse ninguno de los alimentos que el médico haya recomendado no dar en la dieta, ni alimentos con preservativos, conservadores, colorantes y saborizantes artificiales.

Sabemos que lo mejor y más cómodo es que el paciente sepa tragar las cápsulas, tabletas y demás. Hay pequeños que desde la edad pre-escolar saben hacerlo.

A continuación algunos tips:

Tome en cuenta que hay pacientes que tienen problemas motores a nivel de la garganta y finamente estos músculos no pueden tener la capacidad de ser controlados por el pequeño, tenga mucha paciencia y comprensión. Muchos lo han logrado y vale la pena intentarlo por el gran beneficio y comodidad que representa para todos.

Una actitud sobreprotectora por parte de los padres no ayuda, si usted es del tipo sobreprotector, deje que abuelita o abuelito lo intente.

Antes de comenzar, muéstrele usted mismo en que consiste la maniobra.

Antes que nada, siente al chico recto y siga las siguientes instrucciones:

  • Enséñele a sacar la lengua.
  • Trate de que ponga la lengua en forma plana.
  • Colóquele el suplemento en la parte posterior de la lengua gentilmente y o muy atrás, recuerde que la zona más posterior de la lengua es la que produce náuseas.
  • Haga que su cabeza se “cuelgue” ligeramente hacia atrás de manera rápida.
  • Y luego lo trague.

En ocasiones solo basta con partir el suplemento a la mitad, colocarlo en la parte posterior de la lengua y darle mucha agua.

Puede practicar con pasitas húmedas, o chispas de pastel, o pequeñas chispas de chocolate, de las que se emplean para decorar pasteles (tortas). Existen caramelos de 3 a 7 mm de diámetro con los que se puede practicar. Incluso hay dulces en forma de cápsulas y de grageas de alrededor de 1 cm que pueden servir con este objeto. No abuse de este ejercicio. Recuerde que no debe usar nada que provoque reacciones alérgicas en su pequeño, ni alimentos que estén prohibidos en la dieta.

En ocasiones toma tiempo pero finalmente lo logran. No lo presione, hágalo a manera de juego o progresivamente día tras día si no lo logra en la primera sesión.

Tome en cuenta que pueden existir problemas emocionales que dificulten el procedimiento, hay adultos que no logran tragar pastillas, ¿no es cierto?.

No tengo que decirle que una vez que aprenda refuerce este logro con mucho amor.

Hay casos en la literatura donde se han tenido que aplicar varios manejos psicopedagógicos para lograrlo y se ha tenido que trabajar de 3 semanas a 3 meses. Y en ocasiones solo toma unos minutos lograrlo, cada individuo es diferente.

Seguinos en Facebook

revista