Como Recuperar el peso...

...despues del Embarazo »

    Mama

    Las mujeres ganamos entre 12 y 16 kilos durante el embarazo, y una vez superada ésta etapa, todas queremos recuperar el peso del inicio de la gestación. Sin embargo, el tiempo estimado como saludable para volver a nuestro peso normal es de entre 3 y 6 meses.

    Aunque nosotras quisiéramos volver al peso inicial en una semana, los especialistas recomiendan no dejarnos presionar en este sentido y tener paciencia, para que el proceso hasta normalizar el peso sea saludable.

    En primer lugar, se debe comprender que ganar peso durante el embarazo es un proceso totalmente normal y necesario para enfrentar el consumo calórico de un bebé en desarrollo, y después de haber nacido el bebé, todo depende de muchos factores.

    Con el sólo hecho de dar a luz, se pierden parte de los kilos ganados y posteriormente, el esfuerzo físico de las madres por cuidar a su bebés y alimentarlo mediante leche materna provoca otro descenso de peso que con frecuencia alcanza para normalizar el mismo.

    No obstante, más de la mitad de las mujeres no pierden peso tan rápido como esperaban y a mediano plazo, esto puede generar algunas complicaciones y sobrepeso.

    La lactancia no es un momento oportuno para seguir una dieta de adelgazamiento. Dar el pecho al bebé ayuda a la mujer a recuperar su peso con mayor facilidad, ya que la producción de leche exige la utilización de las reservas de grasas almacenadas durante el embarazo.

    Sin embargo, se puede cuidar la línea y evitar aumentar más peso siguiendo las siguientes pautas:

    Embarazo1
  • Evitar los alimentos ricos en azúcares simples y grasas: pasteles, bollería, dulces, chocolate
  • Moderar el consumo de grasas y reducir el consumo de las saturadas: manteca, margarina, nata
  • Consumir aceite de oliva en cantidades moderadas
  • Consumir mejor pescado que carne
  • Si se come carne, que sea preferiblemente magra: aves de corral, sin piel, conejo o carne magra de cerdo
  • Cocinar los alimentos a la plancha, hervidos o al microondas
  • Evitar los fritos, los empanados, las salsas
  • Potenciar el consumo de frutas y verduras
  • Potenciar el consumo de jugos y licuados de hortalizas; tienen un muy bajo aporte energético
  • La lactancia artificial permite seguir antes una dieta de adelgazamiento, pero conviene hacerlo bajo la supervisión de un especialista, ya que dietas muy restrictivas pueden agravar la predisposición a sufrir una depresión post-parto.

    Mucha leche y de calidad

    Para mantener una buena producción de leche y que ésta sea de buena calidad, conviene seguir estos consejos:

  • Beber de 2 a 3 litros de agua al día: agua, jugos de frutas, verduras y hortalizas; e infusiones, en especial la de anís estrellado
  • Beber cada vez y al mismo tiempo que el bebé empieza a mamar permite una buena subida de leche
  • Mezclar pequeñas cantidades de levadura de cerveza con las bebidas
  • Moderar el consumo de sal
  • Comer cinco veces al día (un tentempié a media mañana y una merienda a media tarde) y beber en cada toma del bebé
  • Mantener una buena ingesta de alimentos ricos en hierro: carne, pescados, legumbres, huevos, almejas, berberechos
  • Evitar los condimentos picantes
  • Evitar los alimentos que pueden dar un sabor fuerte o mal sabor a la leche: espárragos, coles, ajo, cebolla, rábanos, embutidos, carnes de caza
  • Moderar el consumo de bebidas excitantes o estimulantes: café, té, refrescos con cafeína (pasan a la leche y producen irritabilidad en el bebé)
  • El alcohol y el tabaco están totalmente contraindicados
  • Guía para recuperar la figura después del parto

    Pese a la felicidad de dar a luz, el cuerpo de la mujer sufre un enorme desgaste durante el embarazo y el parto. La mayor preocupación suele ser recuperar cuanto antes la figura. Para conseguirlo debe combinar dieta saludable, ejercicio específico y algunos cuidados de belleza.

  • Los primeros ejercicios que debe hacer una mujer tras dar a luz son los que permiten fortalecer y tonificar la musculatura del suelo pélvico (kegels). Pero no deben empezarse hasta 30 o 40 días después del parto
  • Estos ejercicios consisten en contraer y relajar los músculos de la zona, evitando en todo momento contraer los músculos del glúteo o nalgas, muslos, abdominales o vientre

  • La gimnasia post-parto como tal y la práctica de ejercicio físico debe iniciarse una vez transcurrida la cuarentena y siempre y cuando se cuente con la autorización del ginecólogo
  • El trabajo abdominal para fortalecer los músculos del abdomen o panza debe iniciarse una vez recuperado el tono de la musculatura perineal o suelo pélvico. Nunca antes
  • Pasada la cuarentena, conviene hacer ejercicio. Se debe empezar poco a poco e ir aumentando la intensidad y dificultad a medida que mejore el estado de forma física
  • El mejor ejercicio cardiovascular durante esta etapa es la caminata.
  • Si se está dando el pecho, es muy importante mantener una buena ingesta de agua durante el ejercicio. Hay que ir bebiendo constantemente a sorbitos

  • Finalizado el ejercicio hay que reponer líquidos, bebiendo un zumo natural, leche o una bebida isotónica
  • Conviene evitar:

  • Dar saltos
  • Ejercicios de aeróbic de alto impacto
  • Traqueteos (por ejemplo: ir en bici)
  • Realizar abdominales de fuerte intensidad
  • Cuando la musculatura perineal y abdominal esté ya fuerte se puede afrontar cualquier tipo de actividad deportiva.

    Consejos extra para ayudar a su cuerpo, su piel y sus músculos a ser los de antes:

  • Evite los quehaceres domésticos u otro tipo de actividades de esfuerzo durante tres o cuatro semanas después del parto
  • Respete la cuarentena sexual
  • Utilice corpiño tanto de día como de noche para prevenir la caída del pecho
  • Si la circulación de sus piernas ha empeorado, dese baños de agua fría y caliente, o recurra a algún tratamiento como la presoterapia (drenaje linfático)
  • Prevea la caída y desvitalización del pelo con ampollas revitalizantes, un buen champú, una mascarilla y una alimentación variada
  • Ya no tiene la excusa de los antojos, así que coma bien, evitando grasas y azúcares extra: necesita buenas provisiones de hierro, calcio y vitamina
  • No se saltes ninguna comida
  • Un buen masaje puede ayudar a relajarse y recuperar antes el tono muscular
  • Siga utilizando cremas antiestrías durante 3 meses más
  • Embarazo
  • Para controlar los latidos cardíacos cuando esté nervioso/a: Ponga el dedo pulgar en su boca y sople, esto ayudará a que su corazón deje de latir tan rápido a partir de la respiración..
  • Para aliviar el dolor de cabeza cuando toma agua muy helada: Al beber algo muy congelado, el paladar se enfría y el cerebro lo interpreta. Por eso debe colocar su lengua sobre el paladar para que vuelva a su temperatura normal.
  • Despierte sus manos y pies dormidos moviendo su cabeza: Cuando se le duerma un brazo o la mano, gire tu cabeza de un lado a otro y verá como la sensación pasa en menos de 1 minuto, ya que las extremidades superiores se duermen por presión en el cuello. En tanto, si es una pierna o un pie, solo camine unos segundos.
  • Memorice los textos en la noche: Cualquier cosa que lea antes de dormir la recordará con más facilidad.
Seguinos en Facebook

revista