10 Ideas...

...para vivir verde »

    Chica Leyendo
  • Coma más verduras. Basar la dieta en el consumo de carne no deja una muy buena huella ecológica y contribuye a aumentar la contaminación. Las verduras requieren menos recursos económicos y aseguran la salud a largo plazo. Esto no significa que deba volverse vegetariana, basta con que la carne deje de ser la base de la dieta de su familia.
  • Utilice limpiadores ecológicos. Hay productos más seguros y naturales que pueden, incluso, ahorrar dinero. Por ejemplo, los limpiadores de muebles pueden ser sustituidos fácilmente por una mezcla de vinagre blanco y unas gotas de aceite de oliva.
  • Busque nuevos usos para las cosas viejas. Hay lugares y empresas especificas donde puede reciclar basura, botellas y hasta teléfonos celulares; mientras que otros artículos como ropa, juguetes y computadoras son excelentes para hacer donaciones a distintas organizaciones. La generosidad, no sólo contribuye a mejorar la situación, sino que también favorece la ecología.
  • Pasa más tiempo la aire libre. Nadie ama lo que no conoce. Fomente el contacto con la naturaleza en sus hijos, logrará que les interese conservar lo que ahora disfrutan. Busque un lugar que los motive, como un parque o un bosque y pasen allí el mayor tiempo que sea posible.
  • Lleve su propia bolsa al súper. El dilema de pedir que empaquen sus mercancías en bolsas de papel o de plástico es cada vez un problema más grande, ya que cualquiera de las dos alternativas afecta directamente a la naturaleza. La mejor solución es que compre una bolsa resistente y que la lleve consigo cada vez que vaya a hacer sus compras. Es incómodo, pero con esto garantiza una menor demanda de papel y plástico.
  • Chica Leyendo
  • Empiece en su jardín. Trate de convertir su pequeño o gran jardín en un área de cultivo. Le resultará muy divertido y ahorrará en alimentos. Además, la jardinería es un excelente ejercicio para perder peso y mantenerse en forma.
  • Compre productos elaborados a partir de materiales reciclados. En estos días, es muy fácil encontrar productos acológicos accesibles y darles un uso creativo. Cuando haces esto no sólo ahorra la energía que se emplea para producir nuevos materiales, sino que disminuye la demanda de los mismos.
  • Elige recipientes reutilizables. Muchos productos desechables no son biodegradables, así que úselos, lávelos y reútilicelos para sacarles el máximo provecho. Recicle aquellos envases que no pueden ser reutilizables, separándolos por tipo de material: vidrio, cartón y papel, plástico, metal y residuos orgánicos.
  • Chica Leyendo
  • Reemplace los focos. Deseche las lámparas incandescentes (foco común) y reemplácelas por las de bajo consumo. Si bien tienen un costo mayor, el consumo energético es un 75% menor y duran más tiempo. Además, dos tercios de toda la electricidad consumida en una casa se utiliza para encender focos y aparatos electrodomésticos. Teniendo en cuenta que la producción de electricidad genera más de 1,9 millones de toneladas métricas de emisiones de dióxido de carbono al año, apagar y desconectar los aparatos que no utilice es un buen comienzo. Así, ahorra emisiones tóxicas y dinero.
  • Desconecte su computadora. Hágalo cada noche antes de irse de la oficina. Esto es especialmente importante los viernes, así durante el fin de semana, el aparato no consumirá energía innecesariamente.
Seguinos en Facebook

revista